Gipuzkoa Basket

Daniel Clark: «A los ingleses nos gustan los derbis como el del domingo en Miribilla»

Daniel Clark, en un entrenamiento en el Gasca./IÑIGO SÁNCHEZ
Daniel Clark, en un entrenamiento en el Gasca. / IÑIGO SÁNCHEZ

En vísperas del derbi ante el Bilbao Basket, el pívot británico ve bien a su equipo a pesar de estar tres semanas sin competición

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

No será un Arsenal-Chelsea, sino un Bilbao Basket-Delteco GBC. Pero un inglés sabe mucho de derbis. Daniel Clark (Greenwich, Reino Unido, 1988) llegó de jugar con su selección en perfecto estado de revista y después de hacerle 16 puntos y 11 rebotes a Grecia. Va a tener enfrente a toda la batería de 'cuatros' del cuadro bilbaíno, pero se muestra tranquilo. El 'gentleman' del GBC avisa: «En los derbis lo único importante es cómo estés ese día».

- ¿Qué tal los encuentros con la selección?

- Los dos partidos han sido difíciles porque hemos jugado fuera y en ambos íbamos ganando durante 39 minutos y al final se nos escaparon por poco. Fueron muy parecidos sobretodo por el tema del marcador y por enfrentarnos contra rivales fuertes como Israel y Grecia. Los partidos han sido muy semejantes, muy físicos y con mucho trabajo de defensa.

«Los derbis son así. Da igual cómo llegues al partido, solo importa cómo estés ese día»

- ¿Cómo estás las opciones de clasificarse para Gran Bretaña?

- Todavía hay alguna. Es lo único que nos salva ahora mismo en el apartado anímico. En junio tenemos dos partidos en casa, que es lo que nos hace albergar alguna esperanza para poder entrar aunque sea como segundos clasificados a la siguiente fase.

- Usted ha competido en torneos como mundiales o Juegos Olímpicos. ¿Son distintos este tipo de partidos en apenas cinco días?

- Son más difíciles, es algo atípico para el jugador. En esta clase de torneos hay una concentración previa, muchos días de preparación y los jugadores pasamos mucho tiempo juntos. Y ahora solo hay tres entrenamientos de verdad. Se hace un poco raro. Quizá menos esta vez que la primera. Ahora le hemos cogido más el truco y hemos estado mejor.

- ¿Ha llegado con alguna secuela física?

- No, ninguna. Estoy bien.

- ¿El dedo meñique también?

- Sí, ahí sigue. No se ha caído todavía (ríe).

- Sus compañeros han estado dos semanas sin competición, pero usted por lo menos ha rodado

- El parón de las ventanas FIBA ha coincidido con el de la Copa y al final son tres semanas sin competir. Aparte de ser complicado para el jugador, también lo es para el equipo porque son tres semanas apenas sin entrenar todos. Pero bueno, tenemos un partido muy importante el domingo contra el Bilbao Basket y también sirve para ir con más ganas, para ir a morder e intentar ganar el partido.

- ¿Más dificultad por tratarse de un derbi?

- Si. Todos los partidos son difíciles, y más a esta altura de la Liga. Un derbi, además, está siempre fuera de contexto. Son muy parecidos en Madrid, Barcelona o aquí en el País Vasco. Puede pasar cualquier cosa. Da igual cómo va cada equipo en la clasificación. Lo que importa es cómo estás ese día en concreto y cómo te salen las cosas sobre la pista.

- Además, un británico como usted, de derbis sabrá un rato...

- (Ríe). Nos gustan los derbis a los ingleses. Creo que nos inventamos partidos así y los llamamos derbis para que haya más tensión.

«Parece que está de moda cambiar el equipo. Para mí es clave mantener el bloque»

- Ellos fueron superiores en el encuentro de Illunbe. ¿Qué hay que cambiar respecto a ese choque?

- Lo que nos costó en el partido de casa fue nuestra salida. Ellos cogieron una ventaja bastante amplia en la primera parte y aunque en la segunda jugamos mejor y conseguimos remontar y casi ganar el partido, fue demasiado tarde. Diría que no debemos dar esa ventaja de inicio.

- Ese partido se ha parecido a otras remontadas en las que no se ha llegado a tiempo.

- No hemos estado acertados en las últimas ocasiones como contra Gran Canaria o Zaragoza. Tampoco jornadas atrás como tuvimos enfrente a Murcia o en el propio derbi contra Bilbao en Illunbe. Pero durante todo el año hemos sido capaces de aprender de nuestros errores, de seguir y de intentar ser mejores para ganar partidos importantes. El del domingo es uno de esos partidos. A ver si podemos ganar.

- ¿Van a reconocer a Bilbao Basket después de tantos cambios en su plantilla?

- Parece que está de moda eso de cambiar de equipo en ACB. Aunque son un equipo diferente, sus armas son las mismas. Han traído un par de interiores pero siguen teniendo a Mumbrú, Gladness o Hervelle, que son pilares muy importantes para su equipo. Por muchos técnicos que traigas ese tipo de jugadores conocen la liga. Sabemos cómo juegan y hay que intentar pararles.

- ¿Les da fuerza que no hayan cambiado ninguna pieza y el resto de equipos sí lo hagan?

- Mantener un bloque es clave. No nos estamos comparando con el Madrid, por ejemplo. Pero si te fijas, a su nivel, ellos lo han hecho mucho tiempo. Si mantienes a los jugadores, que se conocen bien, y al entrenador, se trabajan durante muchos meses los sistemas y todo se hace más fácil, sobre todo, cuando las cosas van apretadas.

- ¿Qué está pasando al final de los partidos?

- Nuestro mejor baloncesto está llegando en las segundas partes de los partidos. Estamos sacando pecho y demostrando que podemos contra cualquiera. El problema están siendo esos momentos donde nos dejamos ir un poco. No nos lo podemos permitir y menos en una competición como la ACB.

- ¿Hay que ir a por la victoria para cortar la mala racha?

- Sí. Debemos seguir yendo partido a partido, como hemos hecho hasta ahora porque nos ha ido bien. Volver a encontrarnos con el triunfo estaría muy bien para la dinámica y moral de grupo.

- Parece que hay exceso de jugadores en su puesto en Bilbao, ¿no?

- Tienen unos trece o catorce jugadores en la plantilla, con lo que tendrán que hacer descartes. Al final es lo que hay que hacer, si ellos tienen un montón de 'cuatros' habrá que hacerles el scouting a cada uno de ellos. Pero sí, en principio Hervelle, Thomas, Mumbrú y el nuevo, Bentil, juegan al 'cuatro'.

- ¿Miribilla tiene fama de ser una cancha que empuja a su equipo?

- Sí. Es un campo muy bonito para jugar. Pero esperemos darles un disgusto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos