Gipuzkoa Basket

Dani Pérez: «Mi peor sensación en la ACB fue el partido que perdimos en Vitoria»

Dani Pérez, base del Delteco GBC./LUSA
Dani Pérez, base del Delteco GBC. / LUSA

El base se acuerda de lo poco que faltó para ganar en el Buesa al rival de este sábado (19.00), un Baskonia que es el equipo más en forma de Europa

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Dani Pérez (Barcelona, 1990) habla desde la tranquilidad que otorgan las diez victorias del GBC en 24 jornadas, de verse con un colchón de varios partidos por encima de la zona de descenso y de ser una de las revelaciones de la Liga. El base catalán, que cumple su primera temporada en el GBC, ha vivido de cerca la eclosión de Kenny Chery, ya entre los diez mejores anotadores de la competición, y habla del partido del sábado ante el Baskonia como «una oportunidad de disfrutar».

- Llega un partido 'top' contra Baskonia...

- Sí. Nos vamos a enfrentar al equipo que está en mejor forma de la Liga. Vienen de ganar en el Palau, también a Fuenlabrada, que es uno de los equipos revelación, por treinta puntos, con un entrenador como Pedro que ha cambiado por completo la imagen que daba al principio el equipo... Es un reto bonito sabiendo que es muy complicado pero con la ilusión de jugar en casa y de hacer un buen partido.

- Baskonia está ahora al nivel de Barcelona y Madrid...

- Creo que sí. Se va a meter casi con toda seguridad entre los ocho primeros de Euroliga, con lo que es uno de los ocho mejores equipos de Europa. Por estado de forma está a un nivel increíble.

- Si ganan hoy a Maccabi van a venir...

- (Risas) Estaría bien que vinieran cansados de celebrar el pase a los playoffs, con mucha resaca y que alguno tenga algún constipado. Así igual tenemos alguna opción más.

- ¿Se puede destacar a alguien?

- Es complicado de verdad. Empiezas por los bases. Está Granger, que en los últimos partidos promedia cerca de 20 puntos, Marcelinho y Vildoza. Luego Janning, que es un tirador consumado, o Timma. También Beaubois, y no se acaba la lista. Todos sus jugadores son de nivel top en Europa. Y me quedan los de dentro.

- ¿Alguno en especial?

- Los números dicen que Shengelia está a un nivel increíble tanto en la ACB como en la Euroliga. Es un dominador. Y le sumas a Voitgmann, Poirier o Diop... Te salen más de dos quintetos de primer nivel.

- El partido de ida, ¿ha sido uno de los que más vueltas a la cabeza le han dado?

- Personalmente me quedé con una sensación de pena tremenda, la peor desde que juego en ACB. Hicimos todo para ganar y hubo algunas cosas que no dependían de nosotros que nos dejaron sin opciones. Al final se llevaron el partido por cosas un poco raras.

«Es complicado destacar a un jugador de Baskonia, tiene una plantilla con dos quintetos de primer nivel»

«El objetivo está casi cumplido y ahora vienen partidos ante equipos grandes para disfrutar»

- Si se perjudica al débil...

- Es que fue el claro ejemplo de la lucha entre David y Goliat. Hicimos un auténtico partidazo para llegar a ir 16 puntos arriba y al final esa remontada con criterios raros provocó que no pudiéramos ganar.

- Recuerdo que el Baskonia se puso por delante en el último cuarto, pero ustedes volvieron al partido cuando nadie lo esperaba.

- Tuvimos al final un par de minutos en los que elevamos la presión cuando el partido estaba cuesta arriba. Robamos dos balones, me acuerdo una falta a Beraza que tuvo que ser antideportiva y que cuando conseguimos empatar, Beaubois nos mete un canastón en el último segundo para ganar. Creo que hay que quitarse el sombrero con el equipo, lo intentamos hasta el final.

- ¿En un partido con un rival tan potente, da tiempo a disfrutar?

- Yo creo que se puede disfrutar cuando consigues competir contra este tipo de equipos. Obviamente el partido de Málaga no es un disfrute porque te pasan literalmente por encima y a nadie le gusta que eso suceda. Pero contra Baskonia, sabemos que ellos son claramente favoritos y no tenemos nada que perder. Intentaremos ponerle las cosas difíciles y ojalá podamos llegar a un final igualado. En este tipo de partidos, aunque se pierda, si compites es para estar contento.

- ¿Se ha ganado el Delteco GBC ser un equipo respetado en la Liga?

- Las diez victorias nos dan un poco de crédito al trabajo que hemos hecho durante toda la temporada y a lo que somos como equipo. Nadie nos ha regalado nada y creo que la gente nos respeta porque nunca nos rendimos. Es muy difícil ganarnos.

- ¿Cómo ha vivido la eclosión de Kenny Chery?

- Era algo que nosotros ya lo veíamos día a día. Kenny es un jugador tremendamente explosivo, con mucha facilidad para anotar. A principio de temporada quizá le podía la ansiedad por querer hacerlo bien, por demostrar que es muy válido para esta liga. Pero cuando ha encontrado su punto y lo que quería Porfi, se está viendo que es un grandísimo jugador.

- Nadie le conoce mejor que usted, que le tiene que defender todos los entrenamientos...

- (Ríe). Y tanto. Me parece el jugador más difícil de defender. Es rapidísimo, tiene una suspensión demoledora y me alegro mucho por él porque se lo merece. Trabaja muchísimo a diario.

- Se puede decir que aunque sean compañeros de puesto, uno se alegra si le va bien al otro, ¿no?

- Por supuesto. Esto no es como la Fórmula 1, que el compañero de equipo tiene la presión de quedar por delante del otro. Además, de eso se encarga Porfi. Somos jugadores diferentes y lo bueno es que nos complementamos. Incluso hay veces que por situaciones especiales podemos compartir minutos en pista. Yo no soy un anotador, tengo mis virtudes y lo importante es que el equipo se nutra de las cosas buenas que hace Kenny y de las que hago yo.

- ¿Una de las cualidades de Porfi es sacar el mejor rendimiento de los jugadores?

- De lo que mejor hace Porfi es mantener a la gente conectada y metida en el día a día. Es muy difícil en plantillas de once o doce jugadores que todos estén a una porque los que juegan menos llega un momento en que se desaniman y por ahí se puede romper la buena dinámica de grupo.

- ¿No pasa eso en el equipo?

- Yo no lo veo así. Por ejemplo, Xabi Oroz puede ser el que últimamente menos minutos tenga, pero entrena como un jabato y siempre está dispuesto a echar una mano al equipo en cualquier situación. Todos estamos igual de implicados y esa es una gran labor de Porfirio.

- ¿Quedan retos para estas últimas diez jornadas?

- El objetivo de la temporada más o menos está cumplido, que era conseguir estar un poco alejado de la zona de abajo y vivir un poco más tranquilos, pero aún nos falta lograr la salvación de forma matemática. Así que de los diez partidos que quedan, debemos ganar dos.

-Porfi dice que no hay que relajarse ni un ápice...

- Cierto. Yo no lo llamaría relajarse. Lo que sí creo es que nos hemos quitado la presión de estar peleando por no descender y ahora tenemos que tomarnos lo que queda de año partido a partido, pero de verdad. Viene Baskonia, después Valencia y son partidos para intentar rascar algo contra equipos con presupuestos enormes.

- Son fechas complicadas, pero imagino que anima a los aficionados que suban a Illunbe.

- Sin duda. En el último partido ante el Estudiantes el ambiente fue espectacular. Si desde abajo vemos que las gradas están a tope, eso nos motiva mucho más. Y en partidos tan complicados como el del sábado y el siguiente, dos equipos de Euroliga, el apoyo de la afición es un plus.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos