Gipuzkoa Basket

No se conseguía una racha de cinco triunfos en siete partidos desde el curso 13/14

El GBC ha logrado deshacerse de Breogán, Tenerife, Estudiantes, Joventut y Obradoiro, lo que le da opciones de pelear por la salvación

B. A. SAN SEBASTIÁN.

El Delteco Gipuzkoa Basket disfrutó ayer de una merecida jornada de descanso tras su triunfo ante el Obradoiro. Será hoy cuando la escuadra entrenada por Sergio Valdeolmillos vuelva al trabajo y mire ya de frente a un choque que puede ser decisivo en la lucha por la permanencia, el que tiene el próximo domingo (17.00 horas) en la cancha del UCAM Murcia.

El Gipuzkoa Basket ve la luz al final del túnel gracias a una racha prodigiosa, inesperada para muchos, de cinco victorias en siete partidos que le han valido para tener opciones de librarse de la quema. Tan solo ha caído ante el Andorra en Illunbe y en la visita a Manresa. Los cinco triunfos, han estado teñidos por la bonanza en el calendario -que ahora se vuelve en contra- ya que de los siete últimos encuentros, cinco se han disputado ante el calor de los seguidores del Gipuzkoa Basket. El Breogán, el Estudiantes, el Joventut y el Obradoiro han mordido el polvo en el pabellón donostiarra mientras que la única victoria lejos de Illunbe llegó ante el Iberostar Tenerife en un partido trabajado y tosco, que se llevó el equipo guipuzcoano.

Es una racha que se dio dos veces en la temporada 13/14. La primera entre las jornadas 9 y 14, donde logró cinco triunfos en seis encuentros que le catapultó a la lucha por entrar en la Copa, algo que no consiguió. La segunda fue en las postrimerías del curso entre las jornadas 25 y 31 donde hizo seis triunfos de siete posibles. Destacó la única en la historia del GBC ante el Baskonia en el Buesa.

Dos años atrás en la histórica campaña de la Copa y el playoff, el GBC logró encadenar nueve triunfos en diez comparecencias, ocho de ellos de forma consecutiva, lo que le valió para meterse en la fase final del torneo del KO.