Gipuzkoa Basket

El GBC tiene claro lo que ha pedido a Olentzero

Fe. La plantilla del GBC posa antes del entrenamiento de ayer en Illunbe./UNANUE
Fe. La plantilla del GBC posa antes del entrenamiento de ayer en Illunbe. / UNANUE

El mejor regalo para la afición donostiarra sería el triunfo en Illunbe ante un Barça (18.00 horas) que disputa su cuarto partido en siete días

Raúl Melero
RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

La carta al Olentzero del Delteco Gipuzkoa Basket no tiene muchas cosas. Los epígrafes son más bien escasos. Aunque saben en la plantilla donostiarra que su bonachón amigo bajará del monte con su cara manchada por el carbón y con su pipa humeando, va a tener complicado concerderles el deseo que han pedido.

El GBC recibe en Illunbe esta tarde (18.00 horas, Movistar Plus, Vamos 8) al líder de la ACB, el Barcelona. Sin hacer mucho ruido, sin aparentes fuegos de artificio, el equipo que entrena una leyenda como Svetislav Pesic parece haber dado carpetazo a unos últimos años llenos de dudas y con sequía de títulos. El Barça se presenta en Illunbe después de haber cogido aire en Gasteiz.

Un maratón de partidos

La pechada que se ha pegado el Barça ha sido enorme. Hoy juega su cuarto partido en siete días, quinto si contamos su dura derrota ante el Madrid en Euroliga (92-65). Eso fue el pasado jueves día 13. Tres días después jugó en Málaga y volvió a perder (78-73) en lo que fue su segunda derrota en Liga. El martes retomó la competición en el Palau ante el Olympiacos y mordió el polvo (60-69). Y su único triunfo de los últimos cuatro encuentros llegó ante el Baskonia, donde exhibió una defensa granítica y envió a la lona al equipo de Perasovic, quien en el tercer cuarto se las prometía muy felices. Así que ese pequeño, o gran, componente moral que significa ganar un partido, la escuadra blaugrana lo trae a Illunbe a favor. Pero el GBC, también.

Porque los pupilos de Sergio Valdeolmillos han tenido tiempo de saborear la victoria en Andorra, el gran encuentro de Nevels, los pases de Dani Pérez, la efectividad de Van Lacke, los triples de Corbacho... El Delteco GBC hizo un estupendo trabajo en el Principado, pero no quiere quedarse ahí. Ahora bien, el choque de hoy es un par de peldaños más complicado.

La estadística tumba a priori las pocas posibilidades de la escuadra donostiarra puesto que de las diez visitas del Barcelona a Illunbe, ha ganado en nueve de ellas. El único triunfo donostiarra se produjo una calurosa tarde de abril ante 8.075 espectadores por 71-60. Y eso que a Pablo Laso aquel día le faltó Panko.

Con un ojo a la línea de tres

El Breogán iluminó el domingo pasado el camino al Gipuzkoa Basket. Los gallegos pasaron por encima precisamente del equipo del exentrenador del GBC y batieron contra todo pronóstico al Real Madrid. Jugaron con descaro, imprimiendo un altísimo ritmo, creyendo en sus posibilidades, con una grada entregada y con una dosis de acierto enorme, sobre todo en los triples. Justo lo que no tuvo el cuadro blanco.

No parece que vayan a ser muy distintos los ingredientes que le pueden dar el triunfo al equipo de Valdeolmillos esta tarde. El GBC debería jugar el mejor partido de la temporada y los de Pesic, estar por debajo de sus posibilidades. El factor físico puede marcar el resultado del encuentro por el 'tute' de partidos que ha tenido el Barcelona en los último diez días.

El caudro donostiarra deberá vigilar sobremanera la línea de 6,75. El Barcelona es el mejor equipo desde esa distancia de toda la Liga ACB. Promedia más de un 41% y sus muñecas más calientes son las de Kuric, Singleton, Pangos, Pau Ribas y Heurtel. Pero un equipo tan grande le obligará al GBC ano distraerse con esos nombres porque está Adam Hanga, Ante Tomic, Víctor Claver, Pierre Oriola o Jaka Blazic.

Un partidazo mayúsculo, cuyo resultado puede ser el mejor regalo de las navidades.