GBC

Burjanadze: «La clave está en que nos miremos al espejo y nos digamos las cosas a la cara»

Burjanadze, en el entrenamiento de este lunes./L. Michelena
Burjanadze, en el entrenamiento de este lunes. / L. Michelena

El georgiano se muestra muy autocrítico en el primer entrenamiento de la semana del Gipuzkoa Basket

BEÑAT ARNAIZ

Primer entrenamiento de la semana del Gipuzkoa Basket tras la derrota el sábado en Manresa y caras largas en Illunbe. Burjanadze, que ha sido muy crítico con su propia actuación en el Nou Congost, ha sido el protagonista y el jugador que ha comparecido ante los medios en un tono muy apagado, poco habitual en él. «Estuvimos blandos, con mala actitud, sin el suficiente nivel de agresividad, intensidad y concentración, como sí puso el equipo rival».

Las palabras de Sergio Valdeolmillos en el postpartido indicaron una decepción en cuanto a que el equipo no tuvo la exigencia mental requerida para el encuentro, declaraciones con las que el georgiano se mostró «muy de acuerdo. Podemos llamarlo paso atrás, no sé de qué más comentar del partido. Estamos con ganas y animados, pero no nos podemos permitir que salga otro partido como el del sábado».

Burjanadze ha admitido que se ha disculpado ante el vestuario por su encuentro el sábado, en el que no pudo mantener el nivel de las pasadas jornadas y terminó con nueve puntos -tres de diez en tiros de campo-, dos rebotes y tres balones perdidos para tres de valoración. «Me he disculpado por no salir a la cancha como debería haber salido y la clave está en que nos miremos nosotros mismos al espejo y nos digamos las cosas a la cara lo que hemos hecho mal y lo que hemos hecho fatal, porque, yo al menos, bien no he hecho nada. Cada uno se tiene que culpar a sí mismo, pero con realismo. Yo por ejemplo estuve muy blando en el rebote y sin energía e intensidad en defensa. Eso hay que admitirlo y decirlo, no pasa nada, nadie nos va a matar por hacerlo, pero hay que despertarse a tiempo».

Puede dar la impresión de que el equipo ha perdido una gran oportunidad en Manresa después de escuchar al ala-pívot, pero lo cierto es que todo sigue igual en la parte de abajo tras las derrotas de Breogán en la cancha del Estudiantes y la del Murcia en Tenerife. La salvación sigue estando a una victoria y el Gipuzkoa Basket tiene dos partidos en Illunbe por delante para intentar darles caza. El primero, el sábado a las 18.00 horas ante el Divina Seguros Joventut. «Hay que levantarse. Es el primer entrenamiento de la semana y hay que hacerlo bien. El calendario está de nuestro lado ahora y es nuestro momento, hay que aprovecharlo porque después todo el mundo sabe lo que viene y va a ser más complicado aún. Sería genial ganar los dos».

Los de Carles Durán ganaron ayer por la tarde al Burgos con una espectacular canasta de tres puntos de Laprovittola a una pierna y atraviesan el momento más dulce de los últimos años tanto a nivel deportivo como institucional. «Laprovittola y Todorovic son dos jugadores muy importantes, pero después hay muchos jugadores claves para ellos, como Luke Harangody. Ayer tuvo un partido muy bueno y con confianza puede amenazar desde fuera. Tienen muchos jugadores con los que ganan partidos. El triple de ayer está muy bien y es bonito, pero hay que llegar hasta ese triple».