Gipuzkoa Basket

Barro: «Es un sueño jugar en la ACB»

Barro posa con la bufanda del club/Monica Rivero
Barro posa con la bufanda del club / Monica Rivero

La principal característica de Barro es a la altura a la que puede jugar el balón

RAÚL MELERO

El poste senegalés Mouhamed Barro fue presentado ayer como nuevo jugador del Delteco Gipuzkoa Basket para esta y otras dos temporadas más. Se trata de un interior muy atlético de 2,05 de altura, formado en las categorías inferiores del Herbalife Gran Canaria y que ha crecido en las dos últimas campañas en el Oviedo de LEB Oro. De hecho, sus promedios se han duplicado de un año a otro -promedió 8.7 puntos y 6.4 rebotes (2,2 ofensivos) por partido el año pasado- y por ello los responsables del Delteco Gipuzkoa Basket creen que el margen de progreso y mejora de Barro es muy grande. «Para mí es un sueño poder jugar en la ACB», confesó el jugador africano. «Estoy muy contento, con muchas ganas e ilusión de jugar en el Delteco Gipuzkoa Basket . Intentaré ganar los máximos partidos posibles. Quiero disfrutar jugando a baloncesto».

La principal característica de Barro es a la altura a la que puede jugar el balón. Aprovechar pases por encima del aro en ataque y rebotear en el del rival. También cambiar tiros y taponar en defensa. En principio, su rol será similar al de Danny Agbelese el pasado año, dar minutos de refresco al poste titular. «Sí, puedo hacer todo eso en la pista e intentaré hacer más cosas que ya empecé a hacer en Oviedo como jugar más de cara al aro. Vamos a ver si poco a poco me atrevo a hacer más cosas».

Aquellos maravillosos años con Tavares y Pasecniks en la isla

Mouhamed Barro llegó en edad cadete a Gran Canaria para formar parte de las categorías inferiores del equipo amarillo. En dicha academia coincidió con varios jugadores con los que va a coincidir en la ACB. «Sí, con Tavares que se ha casado este verano, Oriol Paulí, Fabio Santana, Anzejs Pasecniks o Christian Díaz», relata el senegalés. «Lo hemos comentado ya que hemos estado juntos unos días en verano y es muy bonito que ahora todos vayamos a enfrentarnos en la ACB».

El nuevo jugador del Delteco Gipuzkoa Basket ya coincidió en el principado asturiano con Miquel Salvó y Dani Pérez, así que «mi adaptación ha sido sencilla», sostiene Barro. «Hay una gran química en el grupo y parece que nos conocemos desde hace mucho tiempo. Me siento muy feliz y muy contento con ellos. Con el club, también». Como en toda pretemporada que se precie, las primeras sesiones conllevan gran carga física para ir disminuyendo paulatinamente a medida que el balón entre en acción. «Las primeras semanas fueron un poco duras por la gran carga en los entrenamientos que hubo, pero creo que ahora estamos mejorando día a día», reflexiona el jugador nacido en Pikine hace 23 años.

Valdeolmillos les aprieta

Barro reconoce que Sergio Valdeolmillos es un entrenador que aprieta desde el principio a sus jugadores y lo que el granadino quiere es que sus pupilos sean una especie de guerreros sobre la pista. «El entrenador nos dice que tenemos que ir a tope todo el rato. Agresividad, luchar por cada balón, concentrados y a tope hasta el último segundo de partido», advierte el nuevo fichaje del Delteco Gipuzkoa Basket .

El senegalés va a tener a priori muchos minutos en los dos amistoso que disputará el Delteco Gipuzkoa Basket el próximo fin de semana contra Breogán y Baskonia ante las bajas de Faverani, Bobrov y Burjanadze. «Todos tenemos muchas ganas ya de jugar, de ver cómo estamos físicamente y también de competir. Nos vendrá bien para saber cómo es la Liga, los árbitros, los rivales y ver lo que nos espera poco a poco», comentó el jugador africano. Los aros de Illunbe pueden echar a temblar porque una de las predilecciones de Barro son los mates y los 'alley-oops'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos