Gipuzkoa Basket

Se atraganta el vermut en Durango

Bobrov (13) recibe una falta de Schreiner. / MIIREYA LOPEZ
Bobrov (13) recibe una falta de Schreiner. / MIIREYA LOPEZ

El Delteco GBC sale trasquilado a manos del Bilbao Basket de LEB en la final de la Euskal Kopa, donde fue perdiendo hasta por 29 puntos

RAÚL MELERO DURANGO.

Terminó la pretemporada para el Delteco Gipuzkoa Basket. Y acabó con un regusto amargo. Como ese jarabe que se toma contra el resfriado. O ese chupito en una noche larga, que deja la garganta como una lija. El GBC fue borrado del mapa por un equipo de Liga LEB. Un buen equipo eso sí, pero es sin duda un serio toque de atención a siete días de empezar la Liga. Porque el domingo que viene no habrá bromas. Popovic, Eyenga, Bellás, quizá Nogueira y Daniel Clark estarán enfrente. Y a los tres días visita al Zaragoza. Y después, el Baskonia.

89 BILBAO BASKET

Schreiner (8), Brown (14), Matulionis (10), Cruz (13) y Lammers (4)-quinteto inicial- Salgado (4), Rigo, (8) Martínez (15), Larsen (10), Sinica (3), Mendikute (0) y Aldekoa (0).

69 DELTECO GBC

D. Pérez (5), Nevels (9), Salvó (9), Bobrov (10) y Sekulic (11) -quinteto inicial- Maiza (3), Van Lacke (5), Corbacho (7), Barro (5), Oroz (5), Beraza (0) y Azpeitia (-)

Parciales:
29-9, 46-38 (descanso) 68-50, 89-69 (final)
Árbitro:
Manuel, Sánchez-Mohedas y González. Sin eliminados.
Incidencias:
Final de la Euskal Kopa celebrada en el polideportivo Landako de Durango.

El partido fue una tortura para el equipo de Valdeolmillos. Salvando el segundo cuarto, en los otros treinta minutos fue un juguete a manos del Bilbao Basket. 29-9 al término del primer cuarto, encajando un parcial 17-2 en cuatro minutos. El cuadro bilbaíno acabó con cinco de seis triples. Todos sus autores, distintos. El último, el de Javi Salgado, con marca registrada de la casa, cuando al reloj le faltaban décimas para ponerse a cero.

Clínic de Javi Salgado

El GBC debía resurgir. Y lo hizo. Gracias a la muñeca y a la cabeza de Gaizka Maiza. Se enfundó el 12 de los Jazz, sí el de Stockton, y empezó a dar un recital. Finta por un lado, meto un triple. Penetro y paso sin mirar para Sekulic. Resultado, parcial 0-10, que por lo menos dejaba el partido un poco más en el aire que al término del primer cuarto. Corbacho también se unió a la remontada donostiarra, pero el Bilbao Basket sobrevivió desde el 6,75, con un par de bombas. El GBC estrechó el marcador con Nevels 'on fire' hasta el 46-38 del descanso. El Delteco despertó y se auguraba una segunda mitad vibrante. Pero solo fue hasta el minuto 27 de partido.

Porque en los siguientes siete minutos de la reanudación el caudal ofensivo donostiarra se atascó. El cuadro bilbaíno, que tampoco vio aro con facilidad, se apoyó en su interior Larsen para vivir con rentas superiores a los diez puntos. Nevels y un triple de Dani Pérez con mucha suerte pusieron un esperanzador 58-50 (min. 27), y justo en ese momento del aperitivo emergió la figura de Javi Salgado. El excapitán del GBC ajustició a su antiguo equipo y amargó el vermut a los seguidores donostiarras. Jugó el bloqueo directo a las mil maravillas y engrasó la máquina bilbaína. Un 10-0 de parcial con dos triples de Edu Martínez, tras pase de delineante del de Santutxu, dejaron un 68-50 con el cuarto de la verdad por jugarse.

El GBC volvió una vez, pero no lo hizo dos. De hecho arrancó con un 8-2 de parcial en contra que dejaba ya casi sentenciado el partido. El cuadro de Valdeolmillos se vio abajo, ante un rival de menor categoría, y los jugadores bajaron la cabeza y los brazos. El resultado, a falta de dos minutos el luminoso del polideportivo Landako presentaba un sonrojante 89-60 favorable al Bilbao Basket, se quedó finalmente en veinte puntos de desventaja.

Buena impresión de Sekulic

Blagota Sekulic se estrenó con la camiseta del GBC aportando once puntos, dos rebotes y tres asistencias en 19 minutos. Demostró que es un jugador que lee perfectamente el juego y que no rehuye responsabilidades. Físicamente se le vio bien y ha llegado al GBC para ser el referente interior del equipo. Entre otras cosas porque ayer Faverani ni tan siquiera se vistió de corto. Tampoco lo hizo Burjanadze, aunque el georgiano estará el próximo domingo. Jorge Gutiérrez hizo la rueda y no dio la impresión de estar recuperado de la intervención a la que se sometió en agosto. Parece complicado que juegue contra el 'Fuenla'.

Más

 

Fotos

Vídeos