Gipuzkoa Basket

Amigo del buen comer, ídolo de Jordan y religioso

En los dos años que John Lee lleva en la LEB Oro le ha servido para entender que «las personas son amigables y la comida es muy buena», en declaraciones al 'Diario de Sevilla'. Dice que empezó a jugar a baloncesto porque en su casa no se hablaba de otra cosa. «Crecí jugando. Viendo a Michael Jordan cuando era un niño. A mi padre le encantaba Jordan, así que a mí también me encantaba cuando era muy joven», explica. Cuando se le pregunta si un tirado como él nace o se hace, no duda. «Uno puede nacer con una capacidad especial, pero si no la trabajas no llegarás a nada. Desde pequeño me enseñaron que los objetivos se cumplen con trabajo. Nada es gratis. El esfuerzo hace que cuando alcanzas tu meta se disfrute más».

La religión es importante para él. «La religión en mi vida es mi relación con Dios; en la fe en que Dios sabe lo que es mejor para mi vida y que él me satisface más que nada en el mundo».