Gipuzkoa Basket

Alberto Corbacho: «Vengo a asumir responsabilidades y a ser importante»

Alberto Corbacho
Corbacho ha sido presentado esta mañana como jugador del GBC. / P. Martínez

Alberto Corbacho, el mejor triplista de la ACB, reivindica su rol de tirador pero advierte que su aportación al juego «es mucho mayor»

BEÑAT ARNAIZ

Alberto Corbacho (Palma de Mallorca, 1984) está llamado a ser la mayor amenaza del Gipuzkoa Basket desde el perímetro esta temporada. El alero balear ha subrayado este viernes en su presentación como jugador del GBC que viene a San Sebastián a «asumir responsabilidades y a ser importante». A pesar de que el entrenador, Sergio Valdeolmillos, reiterase el miércoles que en los fichajes del base y del pívot titular que están aún pendientes «van a estar depositadas las responsabilidades de toda la temporada», Corbacho no se esconde y asume que está preparado para tener un papel clave en el GBC. «Quiero responsabilidad, y si el entrenador y el equipo me la dan, intentaré asumirlas para ser importante», ha insistido.

El mallorquín ha recurrido a su carácter y su forma de actuar en la cancha para transmitir que él siempre se ha sentido importante en los equipos que ha estado. «Intentaré tener esa responsabilidad, por mi juego y por mi carácter, de asumir situaciones que a lo mejor otro jugador no quiera o no las deba asumir». Entre 2012 y 2015, Corbacho promedió 12,6 puntos por partido con Obradoiro, con tres triples anotados por encuentro y un acierto del 38%. Fue nominado en dos campañas consecutivas para el premio de jugador revelación de la liga, recibió el premio Gigante de mayor progresión en 2012 y en 2013 participó con la selección española en la preparación del Eurobasket.

La aportación de Corbacho, sin duda, vendrá desde la línea del perímetro. Durante años ha demostrado tener la mejor muñeca de la liga. En el concurso de triples de la Supercopa de 2016, el balear hizo una semifinal extraordinaria con 22 aciertos de 25 intentos y una serie de 16 triples anotados de manera consecutiva. En el baloncesto de hoy en día el acierto en el triple es esencial y Corbacho ha reivindicado su rol de triplista, pero asegura que su aportación al juego va más allá del mero hecho de tirar. «Con la amenaza que creo desde fuera dejo más espacios para que mis compañeros puedan jugar, y además ayudo a que el juego esté más abierto y que las defensas estén más pendientes de mí. Mi equipo confía en mí en el triple, pero a partir de ahí se pueden hacer muchas más cosas».

Corbacho llevaba unas temporadas, entre lesiones y falta de minutos, en las que no encontraba la regularidad que buscaba. En busca de minutos de calidad, Gipuzkoa Basket se interesó por él. «El club y el entrenador me mostraron mucha confianza y fue una decisión fácil la que tomé de venir a San Sebastián. Me demostraron que podía ser un jugador importante y que podía ayudar al equipo a conseguir sus objetivos».

El balear, de 33 años, ha demostrado tener mucha ilusión para afrontar esta nueva etapa. «Los años pasan pero estar aquí es un reto más en mi carrera. Tengo muchas ganas de que empiece la temporada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos