Gipuzkoa Basket

Valdeolmillos: «Estamos abajo, aprendiendo a convivir con ello»

Sergio Valdeolmillos, técnico del Gipuzkoa Basket./JOSÉ MARI LÓPEZ
Sergio Valdeolmillos, técnico del Gipuzkoa Basket. / JOSÉ MARI LÓPEZ

A pesar de ser colistas, Valdeolmillos ve bien a su equipo y estima que «tal y como estamos jugando, la victoria va a llegar»

Raúl Melero
RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Para partidos como el de mañana (20.30 horas), cada protagonista utiliza su particular calificativo. Sergio Valdeolmillos empleó el de «vital» ayer en su rueda de prensa previa al choque ante el San Pablo Burgos en Illunbe. «Venimos de jugar en buena línea y el partido que tenemos ahora es de ganar sí o sí», comentó.

Valdeolmillos no ha querido cargar de excesiva presión a sus jugadores. Es consciente de que cada uno sabe perfectamente la situación del equipo, que están últimos en la tabla y que ahora llega un calendario complicado. Por ello, el granadino habla de «organización mental». El entrenador del GBC quiere decir con esto que «habrá momentos malos en el partido y debemos aprender a reaccionar y tener esa capacidad de pensamiento de saber qué tenemos que hacer». Y es que los apagones de juego que ha tenido el Delteco en lo que llevamos de Liga, le han penalizado en demasía.

El andaluz expresó que su equipo ha empezado la Liga abajo «y creo que estamos aprendiendo a convivir con ello. Tenemos que salir de ahí viendo que vamos cumpliendo nuestros objetivos». Profundizando un poco más sobre esta reflexión, Valdeolmillos opina que «para que haya buena calidad de trabajo, el día a día debe ser bueno. Ese es uno de los objetivos a nivel mental». Y es que en la plantilla donostiarra salvando a Van Lacke, Corbacho y Sekulic, curtidos en mil batallas, el resto no tiene una dilatada carrera en la ACB. «No debemos caer en el desánimo», apuntó el técnico del Delteco. «Somos un equipo que trabajamos para evitar el descenso, ahora mismo ese es nuestro primer objetivo y para ello el equipo debe estar unido y yo tengo que estar a su lado. Tenemos que aceptar la situación que tenemos y trabajar para salir de ahí».

Cargado de optimismo

A pesar de ser colista, Sergio Valdeolmillos ve aspectos a los que agarrarse para que su equipo pueda ir progresando. Recalca que «el trabajo está siendo bueno y el ambiente del equipo es óptimo». Además, dice que «veo que cada vez más jugadores se van sumando. Burjanadze está mejor y Gutiérrez va dando pasos hacia delante. Tenemos que trabajar con Bobrov porque ya le van conociendo y hay que ajustar cosas con él». Valdeolmillos tiene claro que «tal y como estamos jugando, la victoria debe llegar cuanto antes».

Del rival, el San Pablo Burgos, advierte que «prima más por su ataque que por su defensa. Tienen una plantilla muy amplia y con jugadores de mucha calidad, pero nosotros estamos muy bien, con lo que el partido tiene un claro color de un buen ataque contra una buena defensa». A renglón seguido subrayó qué tipo de partido no le interesa. «No podemos jugar a un intercambio de canastas. Nuestra defensa y el hecho de jugar en casa se tienen que imponer».

Valdeolmillos cree que la igualdad reinante en la parte baja de la ACB, junto a una hipotética victoria «nos haría ver las cosas de otra manera. Sacar este partido nos generaría más confianza para no vernos solos. Tengo la sensación de que vamos avanzando».

El entrenador del Gipuzkoa Basket fue preguntado por la sensación que habrá con la llegada de cerca de mil seguidores del equipo burgalés a Illunbe. «Al jugador lo que le gusta es ver el campo lleno y eso es un síntoma de motivación. Que traigan a mucha gente no creo que nos perjudique porque va a hacer que tanto el público como nosotros nos crezcamos». Valdeolmillos quiso mandar un mensaje a los seguidores. «Soy consciente de que lo primero que trae al público es ganar partidos. Estamos intentando hacerlo bien para que cada vez venga más gente a apoyarnos, pero siendo un sábado tan especial, jugando las chicas del IDK a las seis y luego nosotros, podemos hacer un buen día de baloncesto».

Tras el partido ante los castellanos, el GBC tendrá dos compromisos de enorme dificultad, ya que se juntan dos salidas a las únicas canchas donde el GBC nunca ha ganado: Real Madrid y Valencia. Después llegarán quince días sin competición por al disputa de las ventanas FIBA. La Liga se reanudará el sábado 8 de diciembre en Illunbe ante el UCAM Murcia (20.30 horas).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos