Fútbol

Un tenso consejo del Real Unión aborda hoy si el entrenador o el director deportivo dejan el club

Eneko Romo y Alberto Iturralde/
Eneko Romo y Alberto Iturralde

Alberto Iturralde y Eneko Romo mantienen fuertes desavenencias sobre la confección de la plantilla y la renovación del capitán Esnaola y Galán

EDU PRIETOIRUN.

Parecía que iba a ser un verano tranquilo después del alivio que supuso la permanencia en Segunda B, pero todo se ha torcido en los últimos días para el Real Unión. El motivo, las discrepancias en la confección de la plantilla del próximo curso entre el director deportivo Eneko Romo y el entrenador Alberto Iturralde. Inmerso en pleno periodo de contrataciones y renovaciones, Alberto Iturralde habría comunicado al club la intención de no contar con varios pesos pesados de la plantilla. Uno de ellos sería el capitán Iosu Esnaola, al que el club tenía intención de renovar, y el delantero Jorge Galán, con contrato en vigor. Ante esta situación, Eneko Romo amagó con su dimisión.

La junta directiva del Real Unión, encabezada por Ricardo García, supo de las desavenencias entre director deportivo y técnico hace una semana. Han mantenido la esperanza en conseguir un arreglo de urgencia hasta el último momento, pero todo hace indicar que la cuerda se romperá hoy por alguna parte.

Ayer a la mañana estuvieron reunidas las tres partes implicadas, -los mandatarios unionistas, Eneko Romo y Alberto Iturralde- sin que se llegase a un acuerdo de última hora. Hoy, a las 20.00, tendrá lugar un consejo de administración que puede terminar de varias maneras: con la dimisión de Eneko Romo, la destitución de Alberto Iturralde, o con los dos fuera del club.

El aspecto económico, que adquiriría relevancia en el caso de optar por la no continuidad de Iturralde, con contrato en vigor, no será el más importante a la hora de tomar una decisión, pese a la delicada situación financiera de la entidad txuribeltz en los últimos tiempos. El club quiere crear un proyecto fuerte e ilusionante y considera clave sentar unas bases sólidas para encarar el próximo año.

Permanencia lograda

Eneko Romo confió en Alberto Iturralde a finales de marzo para reconducir la situación clasificatoria tras destituir a Juan Domínguez. El nuevo técnico debutó con una dolorosa derrota en casa ante la Cultural de Durango (0-2) pero sumó buenos números en los diez partidos en los que estuvo al frente del banquillo irundarra. No consiguió evitar la play-out por el descenso a Tercera pero solventó con cierta comodidad la eliminatoria ante el Jumilla y cumplió el objetivo para el que fue contratado.

En una entrevista el pasado 4 de junio en este periódico, Romo, preguntado por el futuro de Iturralde, respondió lo siguiente: «Nuestro entrenador es Alberto. Va a seguir. También tenemos mirados muchos jugadores y sabemos lo que queremos hacer con nuestra plantilla. Algunos seguirán y otros, no. Intentaremos que los buenos jugadores que tenemos sigan en el club y que los que no nos resulten tan valiosos, los cambiaremos. También hay que tener en cuenta que la plantilla está hecha al gusto de Juan Domínguez y ahora haremos una que desde el punto de vista de Alberto Iturralde, queremos que el entrenador esté a gusto». Veinte días después, la situación puede haber cambiado.