Sergio Canales: «Comer sano te hace más fuerte»

Itziar González de Arriba en Irun con la camiseta dedicada por Sergio Canales. /L, Michelena
Itziar González de Arriba en Irun con la camiseta dedicada por Sergio Canales. / L, Michelena

La nutricionista y fisio Itziar González es el secreto de la mejora en el rendimiento de Sergio Canales, según cuenta el exjugador de la Real Sociedad hoy del Betis

JESÚS FALCÓNSan Sebastián

Sergio Canales ha entrado en la lista de Luis Enrique para la selección española, culminando así un año de mejora continúa en el que está viviendo la mejor etapa de su carrera. Sus anteriormente frecuentes lesiones parecen cosa del pasado y ha olvidado la fragilidad de sus músculos y articulaciones. Estos días el centrocampista cántabro está de moda y a todo el que le pregunta le cuenta su secreto, o parte de él: su alimentación. En varias entrevistas ha destacado la labor de «una nutricionista de Irun», aunque la etiqueta se le queda corta a la protagonista en la sombra, Itziar González de Arriba, quien tiene estudios de fisioterapia, nutrición, nutrigenómica, inmunonutrición, bioquímica, osteopatía o terapia miosfacial, conocimientos que reparte continuamente en cursillos por universidades de toda España y que ha aunado bajo el concepto de Fisiogenomica.

- El saber no ocupa lugar pero ¿tanta disciplina está relacionada?

- Utilizando estos conocimientos se puede llegar a un diagnóstico más molecular, más visceral y más bioquímico, usando la alimentación para prevenir y tratar lesiones osteomusculares. Se trata de usar la nutrigenómica para la fisioterapia. Al unirlas sale la Fisiogenómica. Me parece un deber moral contar las ventajas de estas terapias porque realmente funcionan, por eso tengo tres libros y una web en la que intento divulgar todo esto. Me da pena toda la gente que podría mejorar fácilmente con más conocimientos.

- Sabíamos de la importancia de comer bien en general, pero ¿cuánto peso tiene en deportistas profesionales?

- Es fundamental. Para intentar la perfección hay que tener en cuenta múltiples factores. En el aspecto energético, por ejemplo, si conseguimos dar con los alimentos que el organismo asimile mejor éste absorberá más nutrientes y al mismo tiempo gastará menos energía en digerirlos. En el caso opuesto, cuando a alguien le entra sueño después de comer es porque está utilizando demasiados recursos energéticos en la digestión. Otras personas utilizan demasiados nutrientes para metabolizar alimentos 'tóxicos' como el azúcar. Son muchos pequeños aspectos los que pueden ir minando la salud y el rendimiento deportivo. Si un coche no tiene suficiente aceite o no utilizamos el combustible adecuado podría funcionar pero lo hará peor y quizá termine rompiéndose. Con nuestro organismo pasa igual. Por eso el intentar conseguir un tejido óptimo indirectamente te aporta más energía, más fuerza, más velocidad y más resistencia.

- ¿Tratas con frecuencia a deportistas profesionales?

- Más de los que me gustaría (ríe). Es un colectivo más difícil porque todos han oído hablar de 'dietas milagro' o tienen miedo de que cambiar de alimentación les reste fuerza. Aunque como muchas veces me llegan desesperados luego son bastante obedientes. Además es muy gratificante para ellos comprobar los resultados, al recuperarse antes de lesiones o alcanzar un rendimiento mayor.

- Uno de ellos es nada menos que el exrealista Sergio Canales, que cada vez que puede le echa a usted la 'culpa' de la mejora en su rendimiento.

- Me siento agradecida por sus palabras, sobre todo porque los futbolistas son un ejemplo para los niños. Espero que sus palabras les ayuden a ver la importancia de la alimentación. Ellos también quieren sentirse mejor pero les es difícil renunciar a placeres para el paladar pese a ser dañinos para su cuerpo. Si saben que un ídolo para ellos como Canales come sano para estar mejor quizá se animen a comer mejor.

- Por eso le ha pedido una camiseta con una dedicatoria diferente…

- Eso es, le pedí una camiseta suya que tuviera el mensaje 'Comer sano te hace más fuerte' para que me ayudara a llevar este mensaje a los niños, y se ofreció enseguida encantado.

- ¿Y cómo llegó a tu consulta?

- Fue hace un par de años, cuando estaba recuperándose de su última lesión. Me resultó curioso su inquietud por entender el porqué de las cosas que le contaba, y eso que ya sabía mucho de alimentación. Quería prevenir lesiones y sentirse mejor para tener una vida deportiva larga. Un fisioterapeuta conocido me recomendó pues mi trabajo es conseguir una salud óptima utilizando los alimentos. Yo aplico la nutrigenómica a la salud osteomuscular.

- Parece que el futbolista cántabro está muy agradecido, incluso le responsabiliza de haber dejado atrás sus antes frecuentes lesiones…

- Es un paciente muy obediente, y creativo pues tanto él como su mujer han sido capaces de llevar una dieta muy sabrosa con ingredientes que a priori no nos lo parecen. Me solía contar que le preguntaban sus compañeros qué dieta tenía para haber mejorado tanto.

- ¿Y hay una dieta sana tipo, para todos?

- No exáctamente, pero podemos hablar de alimentos que le van mejor a una persona en un momento concreto según sus circunstancias.

Itziar González de Arriba en su consulta con otra camiseta dedicada de uno de sus pacientes, Iñaki Cavero, del Bidasoa Balonmano.
Itziar González de Arriba en su consulta con otra camiseta dedicada de uno de sus pacientes, Iñaki Cavero, del Bidasoa Balonmano.

- ¿Y en el caso de un deportista castigado por lesiones y operaciones?

- Estas personas tienen una calidad de tejido en las zona intervenidas más sensible por lo que les cuesta más conseguir una fuerza, elasticidad, propiocepción y congruencia óptimas. En estos casos las recomendaciones de hábitos alimenticios van enfocadas a intentar conseguir la perfección en ese tejido, pero para conseguir que ese tejido 'rejuvenezca' hay que rejuvenecer el organismo entero.

- ¿Tanto se nota un cambio de hábitos alimenticios?

- A mí me llegan las lesiones crónicas y aquellos desesperados que han probado de todo antes y no llegan a estar bien porque a priori nadie quiere cambiar sus hábitos. Y es increíble y super gratificantes ver cómo enseguida todo vuelve a funcionar cuando al organismo se le da lo que necesita.

- Pero, ¿qué relación puede tener una lesión muscular con la alimentación?

- Es complicado de explicar. Para tratar una lesión crónica es necesario tener en cuenta todos los aspectos a nivel molecular-bioquímico. La alimentación es la herramienta que utilizo para tratar todos estos aspectos. Por ejemplo, si un deportista tiene una inflamación en la rodilla y todo lo que come es inflamatorio tardará mucho más o no conseguirá recuperarse bien.

- ¿Y los no tan deportistas? ¿Tan mal comemos?

- Pues sí, y eso que aquí tenemos cultura de comer mucha verdura, fruta y pescado. Eso es bueno, pero se abusa del dulce, del pan, del embutido y de las grasas. Comemos mucho y de todo y eso hace que la salud a largo plazo se resienta.

- Pero habrá más motivos…

- Sí, pero muchas veces echamos la culpa al trabajo o al estrés diario de dolores que van a más con el paso de los años, de cansancios cada vez mayores o más frecuentes. Muchas personas me dicen que les pesan los años, incluso cuando están en los 30… Pero haciendo bien las cosas no tendríamos que sentir ni dolor ni cansancio nunca.

- ¿A qué problemas se enfrenta en su consulta con más frecuencia?

- Sin duda los dolores de espalda y de cabeza, aunque son los problemas más fáciles de solucionar. También dolores articulares o menstruales.

- ¿Fáciles?

- Sí. Todo lo que no sea una enfermedad degenerativa son relativamente fáciles de mejorar. Por ejemplo, los dolores idiopáticos y crónicos porque en la mayoría de los casos se deben a un problema inflamatorio interno y eso es regulable con la alimentación.

- ¿Y cómo los evitamos? ¿Alguna pauta sencilla y general?

- Hay algunas. Comer verdura dos veces al día y proteína animal un máximo de dos veces al día (sin abusar de la carne e incluyendo huevos y pescado). La carne blanca mejor solo unas tres veces a la semana y la roja, mejor quitarla. Evitar todo lo procesado, refinado, fritos, dulces, embutidos, bollería, alcohol, café y leche. Es decir, evitar todo lo que más gusta a la mayoría.

- Supongo que en niños es más complicado aún cambiar de hábitos…

- Los niños no sólo crecen, también van madurando sus órganos, su sistema inmune, su expresión genética, su tejido adiposo, etc. Todo lo que vivan en la infancia va a crear una impronta que va a expresarse en la edad adulta. Por ejemplo se ha demostrado que dietas con demasiado azúcar van a provocar que cuando sean adultos tengan muchas más posibilidades de desarrollar el síndrome metabólico.

- Pues están rodeados de azúcar…

- Sí, está en los zumos industriales, galletas, tomate frito de bote o el pan. Conviene no abusar de estos alimentos. Ni ellos ni sus padres son conscientes de lo nefasto que esto puede ser en su salud a largo plazo: colesterol, diabetes, hipertensión, sobrepeso, tiroides,.. Incluso aunque de adultos lleven una vida sana. El mejor tratamiento es siempre la prevención.

- Tiene tres hijos, ¿les ha podido convencer?

- Lo mejor es predicar con el ejemplo. En casa lo ven normal pero he tenido discusiones infinitas con familia y amigos que se empeñan en darles 'veneno' porque piensan que les van a querer más si les aceptan 'chuches' o galletas… Siempre les he explicado que como les quiero muchísimo no les puedo dar algo que sé que les puede hacer daño. De todas formas han pasado por varias fases, desde coger todo lo que les ofrecían hasta robar las galletas de sus amigos para tirarlas a la basura porque no querían que comieran algo malo. Ahora ya entienden que es por su salud, y ven que enferman menos y que tienen un buen rendimiento deportivo.

- ¿Pero su dieta es muy diferente?

- Yo diría que no es tan rara. Fundamentalmente es comer verdura a diario, legumbres, pescado, carne, fruta o arroz.

- Pero esto no es habitual, y menos si comen fuera de casa, ¿no?

- Es fundamental educar a los educadores, tanto a padres como a profesores, en las virtudes de una buena nutrición. No se pueden cambiar las cosas si ellos no están convencidos. Debería haber en los colegios una asignatura sobre alimentación. Casi me sube la tensión cuando oigo que en el colegio les han enseñado algún día un 'desayuno saludable' que incluye zumo de naranja, leche con cacao y cereales. En los hoteles pasa igual con los 'rincones saludables'. Es increíble que cobren 18-20 euros y alguien que quiera comer bien se tenga que ir con hambre.

- ¿El zumo de naranja tampoco es saludable?

- Nunca, tiene un índice glucémico muy alto, el triple que el azúcar, y tiene mucha histamina, que es muy inflamatoria. Esto suele sorprender pero si buscamos vitamina C un kiwi ya tiene el 100% de lo que necesitamos al día, o un tomate.