Robert Moreno: «Es triste que haya gente que quiera que pierda su país»

El seleccionador español, Robert Moreno. /Afp
El seleccionador español, Robert Moreno. / Afp

El seleccionador español se siente ya cuestionado por el entorno y dedica la clasificación para la Eurocopa a Luis Enrique, a la familia del exseleccionador, al presidente Rubiales y a Molina

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Si en la víspera del choque ante Suecia el seleccionador Robert Moreno estuvo autocrítico, tras el punto que selló la clasificación para la Eurocopa sacó por primera vez a relucir el malestar por las críticas recibidas. Emocionado, dedicó el pase a la fase final del torneo continental a Luis Enrique y a su familia, y también al presidente de la FEF, Luis Rubiales, y al director deportivo, José Francisco Molina, por apostar por él cuando era un desconocido para el gran público.

«Qué bonito es el fútbol que un día te da derrotas y otro victorias. Estoy muy contento y encantado con jugadores tan buenos que me permiten hacer tanto cambio», ha subrayado el técnico español en Solna, convencido de que «España ha realizado un juego notable ante un rival que eliminó a grandes selecciones en el Mundial. El fútbol lo miden los resultados pero incluso perdiendo me hubiese quedado satisfecho».

A partir de ahí mostró un discurso diferente al habitual, como si la tensión le hubiera liberado. Y pidió más apoyo del entorno de cara a la Eurocopa. «Siento haber roto muchas crónicas con ese empate final pero estoy satisfecho por la clasificación. Por encima de que yo caiga mejor o peor, guste o no mi perfil, al final todos tenemos que apoyar a la selección. Es triste que haya gente que quiera que le vaya mal a su país», espetó.

«Es lógico que se tengan dudas sobre mí, pero estoy encantado de ir sumando buenos momentos para darle la vuelta a eso. Solo puedo controlar la autoexigencia conmigo mismo y cada uno tiene que hacer lo que estime oportuno. Todo el mundo da por descontado que tenemos que estar ya en cuartos de final pero el deporte no es así y no se dan a las cosas el valor que tienen», ha enfatizado, feliz por el éxito deportivo pero molesto con la crítica.

Admite Moreno que la clasificación ya en noviembre, a falta de los partidos ante Malta y Rumanía en casa, genera tranquilidad. «Es estupendo estar ya clasificados porque libera muchas dudas y tensiones y nos permite trabajar desde una situación más cómoda, pero sin bajar el nivel porque es importante estar entre los seis mejores primeros para ser cabezas de serie».

Halagos a De Gea

No le gusta individualizar, pero esta vez sí se detuvo en De Gea: «Me encanta el paradón que ha hecho en la primera parte, pero los porteros están también para salvar a los equipos. Me encanta su actuación porque David es un tío fenomenal que siempre suma, también cuando no juega. Estoy orgulloso de tener a tres grandes porteros».

Se le cuestionó por la lista de 23 para la Eurocopa, más abierta que nunca, y aseguró que cada día que pasa le «aporta más información». «Es un proceso en el que vas sumando gente o viendo que quizá no es lo que esperabas, pero quedan muchos meses, dos partidos de clasificación, dos amistosos y muchas competiciones de clubes».

Andersson: «No puedo sentirme mal»

Por su parte, el seleccionador sueco, Jan Andersson, compareció satisfecho con la actitud y el juego de los resultados, a los que dijo no poder reprochar nada. Incluso el empate mantiene a los escandinavos segundos, con un punto de ventaja sobre Rumanía, frente a la que disputarán una final en Bucarest.

«No tuvimos el control del juego todo el tiempo, tampoco al final, pero me siento muy orgulloso de mis jugadores. No puedo sentirme mal por lo que pasó porque estas cosas suceden. Los jugadores dieron el cien por cien y hay que aplaudirles. No ganamos, pero es un resultado meritorio y la clasificación sigue muy abierta».