Juicio

Sandro Rosell, absuelto tras pasar 22 meses en la cárcel

Sandro Rosell, durante el juicio. / Efe I EP

El expresidente del FC Barcelona se enfrentaba a seis años de cárcel tras casi dos años en preventiva

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Sandro Rosell es un hombre libre ante la Justicia. La Audiencia Nacional ha absuelto al expresidente del Barcelona y a los otros cinco acusados de un delito de blanqueo de capitales y otro organización criminal por el presunto lavado de comisiones ilegales por valor de 14,9 millones de euros, obtenidas en perjuicio de la Federación Brasileña de Fútbol y un contrato de esponsorización con Nike. «Solo nos ha sido posible llegar hasta donde hemos llegado», argumentaba la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para justificar su decisión de absolver a Rosell. La Sala entiende que después de valorar las pruebas practicadas en el juicio no se han podido acreditar las acusaciones y, por tanto, ante las dudas sembradas, debe primar el principio de in dubio pro reo, lo que significa que en caso duda se falla a favor del acusado.

Sandro Rosell fue detenido el 24 de mayo de 2017 junto a su mujer, Marta Pineda, y estuvo 22 meses en prisión preventiva, un total de 643 días

Al finalizar el juicio, el fiscal de la Audiencia Nacional José Javier Polo modificó sus conclusiones provisionales y solicitó una rebaja de la pena para Rosell, pasando de los 11 años pedidos al comienzo del procedimiento a seis años de cárcel. En esta misma línea, pidió cinco años para el gestor andorrano Joan Besolí y penas de entre un año y 11 meses y un año y medio para la mujer del ex presidente de FC Barcelona, Marta Pineda, y los otros tres acusados, Pedro Andrés Ramos, José Colomer y Shahe Ohannessian, respectivamente. Ahora, tras terminar el contraste valorativo entre la prueba practicada a instancia de la acusación y la de la defensa, los magistrados entienden que no están acreditados los hechos enjuiciados que se le atribuyen a Rosell y al resto de acusados.

Sandro Rosell fue detenido el 24 de mayo de 2017 junto a su mujer, Marta Pineda, por orden de la entonces magistrada instructora Carmen Lamela. En todo este tiempo ha pasado 22 meses en prisión preventiva, un total de 643 días. Durante ese periodo, los abogados defensores del expresidente del Barcelona solicitaron la libertad condicional para sus representados y la negativa por 'riesgo de fuga' había sido siempre la respuesta hasta que el pasado 29 de febrero, después de dos días de juicio, les dieron la libertad condicional a la espera de conocer la sentencia.

En libertad desde el 29 de febrero

Entonces, la Audiencia Nacional explicó el cambio de criterio y aseguró que: «Ha reexaminado la situación personal de los procesados y teniendo en cuenta que han superado los 21 meses de prisión preventiva y que está próximo el máximo legal se acuerda su libertad sin fianza y con medidas cautelares». Aun así, nadie antes había estado tanto tiempo en prisión a la espera de juicio por un presunto delito económico en el ámbito privado o público.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional aún no ha decidido si recurrirá la sentencia, según señalaron fuentes jurídicas. Sandro Rosell conoció sentencia que le exoneraba de los delitos que le imputaban en su domicilio, junto con su esposa, también absuelta de todos los cargos según lo dictaminado por los magistrados Concepción Espejel, Angel Luis Hurtado y Ramón Sáez. Su mujer comentó en 'RAC1' que «se ha hecho justicia». Marta Pineda añadió que «después de dos años de lucha se ha demostrado lo que defendíamos. Es una alegría muy grande y por fin volvemos a nuestra vida normal, al día a día. Se ha acabado aquel sufrimiento diario, ese sufrimiento de ver a los suegros sufrir, de ver a Sandro cada semana en la prisión, se ha acabado todo....

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, se congratuló por la decisión de absolver a Rosell. «Esta resolución es un acto de justicia que nos llena de felicidad, como amigo y presidente», indicó a través de Twitter. El directivo resaltó la «valentía» de la Audiencia Nacional pero recalcó la «indignación» por el tiempo que ha tenido que pasar Rosell en prisión. «Hay que resarcirle de todos los perjuicios personales y materiales que se le han causado en este proceso».

La defensa de Rosell denunció que «el sistema ha fallado» y anunció que, una vez que la sentencia sea firme, se plantearán exigir responsabilidades e indemnizaciones. «Este es un caso paradigmático de lo que no puede ser un procedimiento penal, lleno de irregularidades», agregó.

Consulta la sentencia