Fútbol

Primera derrota del curso para el Real Unión

Urkizu avanza con la pelota con un rival del Leioa intentando tapar su carrera. / MICHELENA
Urkizu avanza con la pelota con un rival del Leioa intentando tapar su carrera. / MICHELENA

Un tanto de Crespo en el 64 desnivela un choque en el que los iruneses acusaron las bajas |

EDU PRIETO IRUN.

Empate, victoria y derrota. Tres encuentros en otras tantas jornadas le han bastado al Real Unión en la temporada 2018-19 para conocer todos los resultados posibles. Los de Juan Domínguez dejaron escapar los puntos ayer del Stadium Gal ante una Sociedad Deportiva Leioa que aprovechó las pocas ocasiones que tuvo para llevarse un botín muy jugoso.

Quizás lo más justo hubiese sido un empate en un choque en el que los fronterizos acusaron las bajas, especialmente la de Beitia, que había formado parte del once inicial en las dos primeras jornadas. Domínguez recompuso su equipo con la entrada de Urquizu en la medular. El de Berastegui se ha convertido en el multiusos del equipo, y pasa de ocupar el lateral izquierdo del equipo una jornada a jugar por detrás de Orbegozo en la siguiente. El resto fueron los mismos con la novedad de Garrido, que disputó su primer partido como titular.

Cualquier guión previsto en la pizarra de Domínguez se fue al traste nada más empezar el encuentro. La primera imprecisión en defensa fue castigada por el visitante Yurrebaso, que aprovechó un pase filtrado desde la frontal del área para batir a 'Txusta' de tiro cruzado. Poco después, iba a ser Luariz el que iba a estar cerca de subir el 0-2, pero el asturiano Gao Aladro anuló la jugada por fuera de juego antes de que el delantero vizcaíno pudiese impactar el balón.

El Unión había salido espeso, con dificultades para generar juego entre líneas, pero no necesitó de su mejor versión para empatar el encuentro en su primera ocasión. Un centro de Estrada al segundo palo encontró la cabeza del más pequeño de la clase, Alain Eizmendi, que mandó el balón al palo largo y batió por alto a Iturrioz.

Fueron los mejores minutos de un conjunto txuribeltz que volvió a intentarlo poco después con un remate de cabeza de Orbegozo a centro de Garrido, pero el disparo del '9' fue a parar mansamente a las manos del meta del Leioa. Un par de buenas internadas de Eizmendi y Capelete fueron el escaso bagaje de los irundarras en ataque antes del paso por vestuarios.

Sin revulsivo

Tras el descanso, el Real Unión siguió sin solucionar los problemas que le lastraron en el primer acto. Etxaburu tuvo la primera a los cinco minutos, pero su disparo se marchó muy desviado antes de las dos jugadas decisivas del choque.

A punto de cumplirse el sesenta, Mario Capelete recibió un balón de Estrada en banda. El irundarra, en jugada individual, fue capaz de librarse de los tres contrarios que le salieron al paso y plantarse dentro del área para conseguir el segundo. Su zurdazo, cuando ya se cantaba el gol, acabó desviado a córner entre el guardameta y el palo.

Cuatro minutos después, una falta lejana ejecutada por Crespo batió a 'Txusta', al que el bote del balón pareció jugársela en un disparo sin aparente peligro. Quedaban muchos minutos, Domínguez lo intentó dando entrada a Ekhi, Lizarraga y Eneko Eizmendi, pero el Unión fue incapaz de crear peligro y cosechó su primera derrota del año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos