Fútbol

Oyarzabal busca resarcirse con la selección Sub-21

Mikel Oyarzabal durante el partido de semifinales contra Francia. / AFP
Mikel Oyarzabal durante el partido de semifinales contra Francia. / AFP

Dos años después de perder la final de la categoría, mañana tiene la oportunidad de lograr el cetro europeo ante Alemania

JON MUNÁRRIZSAN SEBASTIÁN.

Mikel Oyarzabal tiene una espinita clavada desde hace dos años. El '10' de la Real Sociedad fue uno de los que se quedaron con la miel en los labios en el Europeo Sub-21 disputado en Polonia. La selección llegó a la final, pero cayó ante una Alemania que fue muy superior durante todo el partido. Alemania consiguió el título europeo con un gol en la final de Weiser y Oyarzabal volvió a Gipuzkoa triste, ya no solo por la derrota, sino por la poca presencia que tuvo durante el campeonato. Mañana otra vez Alemania se cruza en su camino.

Sin embargo, la situación actual es muy distinta. Oyarzabal, después de la gran temporada realizada en la Real, se ha convertido en un hombre clave de la 'Rojita'. Ha sido titular en todos los partidos, incluso llegando a jugar de delantero centro, como en el partido de semifinales ante Francia, relegando al banquillo a Borja Mayoral.

El eibarrés es una de las piezas fundamentales del seleccionador Luis de la Fuente. Oyarzabal, que venía de ser protagonista por un susto en cuartos de final, cuando salió en camilla tras un mal gesto en el tobillo derecho, sorprendió con su titularidad ante Francia, pero más aún con su sobresaliente actuación.

Autor de uno de los cuatro goles, el txuri-urdin, se desenvolvió de manera sorprendente en una posición nueva para él; la de '9'. Con su gol en cuartos, de penalti, suma dos en el torneo. Venía de haber metido otro en octavos en la goleada por 5-0 de España ante Polonia.

Nueva oportunidad

Más fuerte que nunca y enrachado de cara a puerta, Oyarzabal busca resarcirse de aquella derrota de hace exactamente dos años en Polonia logrando mañana el que sería el quinto título de España en esta categoría y el primero en su cuenta particular. El 30 de junio era un día negro para Oyarzabal y mañana puede quedar enterrado para siempre.

La selección española llega a este partido después de una trayectoria de menos a más. Empezó mal con una derrota ante Italia en el partido inaugural. Con la posterior victoria en los últimos minutos contra Bélgica, la selección se ganó la posibilidad de pasar de ronda para lo que necesitaba golear a Polonia -líder del grupo por entonces-.

La respuesta fue sensacional. La Sub-21 logró endosar una 'manita' a los polacos y se alzó con el liderato del grupo. En semifinales remontó ante una Francia que terminó claudicando ante la calidad de los jugadores de la 'Rojita'.

También tienen oportunidad de sumar un título otros dos realistas. Mikel Merino se ha caído del once a pesar de sus buenos partidos en fase grupos y lo mismo ha pasado con Igor Zubeldia. Los dos jugadores empezaron el Europeo como titulares, pero las buenas actuaciones de Fabián y Fornals en el centro del campo, les han sacado del once.