El divertido reto de Joaquín: ser el nuevo pulpo Paul en el Mundial de Rusia

El divertido reto de Joaquín: ser el nuevo pulpo Paul en el Mundial de Rusia

El capitán del Betis realizará una porra en los partidos de 'La Roja'

GABRIEL CUESTA

«¿Os acordáis del pulpo Paul? Ese pobre estará muerto o se lo habrá comido alguien». Joaquín Sánchez lanza la pregunta con una sonrisa picaresca, que deja entrever una nueva travesura del divertido capitán del Betis. Para el que no se acuerde, aquel cefalópodo alemán saltó a la fama durante la Eurocopa de 2008 y el Mundial de Sudáfrica de 2010 -en ambos España resultó campeona- cuando hizo de oráculo para predecir los resultados en ambas competiciones.

Pues bien, 'La Roja' ya tiene recambio. Y sí, se trata de Joaquín. «No os preocupéis que estoy yo aquí para sustituirlo», afirma en un vídeo subido a las redes sociales en el que posa con el polo oficial de la selección. «Cada día antes del partido del Mundial voy a predecir el resultado. Diréis que es muy fácil, porque vamos a ganar el Mundial. Y vamos a ganarlo, por supuesto. Con vuestra ayuda lo voy a hacer», anima el extremo verdiblanco.

#APorElSegundo @sefutbol @movistar_es

Una publicación compartida de Joaquin Sanchez (@joaquinarte) el

«En este Mundial de Rusia ni ensaladilla rusa, ni filetito ruso, ni Demis Roussos... Chopito, cervecita y la porra de Joaquín», bromea el futbolista. Y cómo no, ya se ha puesto al día con el idioma, aunque no parece presagiar mejores resultados que con su peculiar italiano: «Petrovski, Swarovski, Kournikova... Como veis ya soy un fenómeno en ruso». Tovarich, prepárate que el Mundial ya es nuestro. ¡A por el segundo chavales!», exclama optimista.

Eso sí, Joaquín hará de pitoniso con una mayor experiencia a sus espaldas que aquel octópodo. El extremo ha sido internacional en 51 ocasiones con España, siendo convocado para los Mundiales de Corea y Japón de 2002, la Eurocopa de Portugal de 2004 y la Copa del Mundo de Alemania 2006. Y es que el pulpo Paul vaticinaba los resultados al comerse el mejillón que estaba en el interior de una de las dos urnas con el escudo de las selecciones que disputaban cada eliminatoria. De hecho, en la Eurocopa de 2008 se equivocó y dio a Alemania como ganadora en la final ante 'La Roja', aunque en Sudáfrica acertó al elegir a la selección española como campeona. Ahora Joaquín tiene el reto de atinar con su divertida quiniela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos