Athletic

Susaeta: «Quería ser un 'One club man', pero las circunstancias no lo han permitido»

Susaeta, en la rueda de prensa de despedida/EFE
Susaeta, en la rueda de prensa de despedida / EFE

Se despide del Athletic en un acto en el que reivindica su condición de «persona discreta» y dice que le ha «dolido mucho la controversia sobre mi renovación»

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Tímido como es, Markel Susaeta ni ha levantado la mirada del texto que traía escrito para decir adiós a sus 22 años en el Athletic, 12 de ellos en el primer equipo, del que se despide como el quinto jugador en partidos disputados (506 hasta ahora). El eibarrés se había marcado un objetivo, no quería que las lágrimas inundaran sus ojos. Él ha logrado superar la prueba, pero no lo han hecho varios de los compañeros que, junto al presidente, Aitor Elizegi, y cuerpo técnico le han arropado en su intervención, la lectura de un comunicado sin admitir preguntas porque «el equipo se juega mucho el domingo».

Son 506 partidos, una Supercopa y cuatro finales. Pese a un currículo que le convierte en un futbolista muy importante en la historia del club, se va sin alardes. «El campo es el único sitio en el que he hablado» y «soy una persona discreta a la que no le gusta dar titulares» son algunas de las frases empleadas como resumen de su trayectoria en el momento del adiós.

En Lezama ha dejado lo que tanto le desagrada, un par de frases llamativas que sirven de titulares. «Pensaba que este momento no iba a llegar», ha dicho antes de revelar que su gran anhelo era retirarse de rojiblanco. «Mi sueño era ser un One club man del Athletic, pero las circunstancias no han ayudado a que eso sucediera». Y, en tono enigmático, ha añadido «permitidme no entrar en ellas y que siga siendo ese jugador discreto y responsable que he tratado de ser siempre».

Elegante en su adiós, Susaeta no ha criticado ni a la anterior junta directiva, que según ha asegurado no le ofreció renovar, ni a la actual, que le hizo esperar al jueves a presentarle su propuesta. De hecho, ha dicho agradecer al grupo de Aitor Elizegi que le pidiera seguir.

Su única queja ha sido verse en el ojo del huracán por la ausencia de noticias sobre su continuidad. «La controversia que se ha dado en torno a mi renovación me duele mucho. Quizá sea yo el culpable por no haber dicho nunca una palabra más alta que otra, por haber antepuesto el interés del club por encima del mío o por haber aceptado siempre el rol que me tocara«.

Seguirá en activo

El extremo ha confirmado que el pasado jueves Rafa Alkorta, el director deportivo; y Jon Berasategi, el director general, quisieron entregarle una oferta de renovación que ni quiso mirar. «Les transmití mi intención de no conocer siquiera el contenido de la oferta», ha indicado. El club, añadió, intentó que reconsiderara su postura. Gaizka Garitano y Aitor Elizegi hablaron con él para que siguiera. En referencia al segundo ha afirmado «agradecer» su intento.

La decisión de Susaeta es seguir en activo. Su plan es hacerlo en un club extranjero porque no quiere presentarse en San Mamés como rival del Athletic. El extremo ha confirmado el primero de los extremos, pero no el segundo. «No sé dónde estaré la campaña que viene. Eso sí, será jugando a fútbol», ha garantizado.

«Lo más importante que me llevo del Athletic son amigos, amigos de verdad, de los que te llevarías a la guerra», ha indicado en la parte final de su discurso. Lo ha cerrado con un «ha sido un honor, beti nire bihotzian. ¡Aupa Athletic!». Seis minutos después de sentarse solo en la sala de prensa de Lezama se ha levantado y ha abandonado el primero la habitación. Detrás de él quedaban los aplausos y las lágrimas de sus compañeros.

Más noticias