Primera

Pochettino se deja querer por el Real Madrid

Mauricio Pochettino, entrenador del Tottenham. / Efe I Atlas

El técnico argentino dice estar «muy contento» en el Tottenham, pero abre la puerta: «Que pase lo que tenga que pasar»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Consciente de que es el máximo candidato para ocupar el banquillo del Real Madrid, Mauricio Pochettino se dejó querer este viernes para sustituir a Zinedine Zidane y convertirse en nuevo entrenador del equipo blanco. «Tengo un compromiso de cinco años con el Tottenham. Hay que dejar que fluya, relajarse y que pase lo que tenga que pasar», proclamó el técnico argentino que, salvo sorpresa, será quien dirigirá al campeón de Europa a partir de la próxima temporada. Florentino Pérez deberá sin embargo negociar con Daniel Levy, ya que en el contrato de Pochettino con el club inglés no existe una cláusula de rescisión para dejarle abandonar la entidad londinense en caso de recibir una llamada del Real Madrid, que asegura que aún no ha llegado, y aceptar la oferta blanca. «No tengo cláusula liberatoria. En el futuro pasará lo que tenga que pasar», insistió cuando se le preguntó por las posibilidades de dirigir al Real Madrid, «uno de los equipos más grandes del mundo y uno de los mejores de la historia», según lo calificó en Barcelona, donde presentó su libro autobiográfico 'Un mundo nuevo. Diario íntimo de Pochettino en Londres'.

Como era previsible, aunque Pochettino ha renovado recientemente su contrato con el Tottenham, el exjugador y exentrenador del Espanyol abrió este viernes la puerta al Real Madrid en su primera comparecencia pública tras la sorprendente dimisión de Zidane, al quedar situado ya desde el mismo jueves en la primera posición como aspirante al cargo del técnico francés. «No podemos estar fuera de la realidad cuando pasan este tipo de situaciones y rumores, aunque yo me lo tomo con naturalidad. Acabo de renovar hace diez días (hasta 2023). Estoy muy contento en Londres y también con que en el Tottenham estén felices conmigo después de cuatro años (llegó en 2014, procedente del Southampton). No hay que hablar de especulaciones o suposiciones que no ayudan a nadie. Hay que hablar de realidades», reclamó Pochettino. Y la realidad es que el presidente del Real Madrid desea al entrenador de Santa Fe en el banquillo tras el durísimo golpe recibido por la marcha de Zidane.

Löw se descarta «absolutamente»

El seleccionador alemán, Joachim Löw, descartó hoy «absolutamente» que pueda convertirse en el sucesor del técnico Zinedine Zidane al frente del Real Madrid y admitió que a él mismo le «sorprendió» la dimisión del francés al frente del club blanco. «Puedo descartarlo absolutamente. El Real Madrid encontrará a buen seguro un buen sucesor. La dimisión de Zidane también me sorprendió a mi», afirmó. Löw señaló a continuación los «incuestionables» éxitos de Zidane en el Real Madrid, como el hecho de que hubiera ganado tres Ligas de Campeones seguidas, para expresar su «respeto» y «comprensión» por la decisión del técnico francés.

Al preguntarle por la responsabilidad de tomar las riendas del Real Madrid que ha conquistado las tres últimas Champions consecutivas Pochettino respondió sonriente: «¿Tú crees que los entrenadores pensarán que hay que ser valiente para coger una plantilla así? Yo pensaría todo lo contrario. Es uno de los mejores equipos de la historia del fútbol». «El Real Madrid mueve muchas cosas, pero yo me lo tomo con naturalidad. Estoy en un proyecto espectacular y estoy contento», reiteró quien mostró su respeto a Zidane, «porque lo que ha hecho en dos años y medio es para quitarse el sombrero». «Su adiós ni me sorprende ni me deja de sorprender . Los entrenadores vivimos en un mundo difícil, con muchísma soledad, y a veces tomamos decisiones que la gente no espera», admitió.

Tentado por Abramovich

«Alimenta el ego de las personas verte ahí», reconoció Pochettino al comprobar ya desde el lunes que era el gran favorito para dirigir al Real Madrid, aunque el argentino no quiere hablar demasiado del equipo y de sus posibilidades de ponerse al frente de una de las mejores plantillas de Europa, «porque no beneficia a nadie». «Los futbolistas del Real Madrid son de los mejores del mundo», apuntó Pochettino, a quien también tentó el dueño del Chelsea, Roman Abramovich, aunque él decidió prolongar su relación con el Tottenham, nada menos que durante un lustro, porque era impensable que se le presentase ya la oportunidad de dirigir al Real Madrid, que ya le tuvo anteriormente en su agenda, cuando dirigía al Espanyol.

«¡Cuidado con Daniel Levy, que muerde!»

«Si el Real Madrid está realmente interesado tendría que hablar directamente con Daniel Levy. ¡Y cuidado con Daniel, que Daniel muerde!» repitió este viernes entre risas Mauricio Pochettino en alusión al propietario del Tottenham, que ya demostró su capacidad negociadora con Florentino Pérez para traspasar a Luka Modric en 2012 y a Gareth Bale en 2013, aunque finalmente cedió para vender al centrocampista petición expresa de José Mourinho y a quien hace un lustro era la obsesión del presidente blanco. Tras duras conversaciones con Levy el Real Madrid hizo oficial el fichaje de Modric a cambio de 30 millones de euros, más cinco por objetivos, un 27 de agosto, mientras que Bale llegó casi al límite, el 1 de septiembre, sólo un día antes del cierre del mercado, por 100 millones. Entonces el extremo galés fue el futbolista más caro de la historia.

Durante la negociación por Bale, Daniel Levy quiso tener en vilo a Florentino Pérez, que había firmado un pacto con el galés según el cual el británico debía ser indemnizado con 20 millones de euros por parte del Real Madrid si no se consumaba su llegada a la casa blanca antes del 3 de septiembre. Sabedor Levy de que el máximo dirigente madridista iba a pagar lo que fuese preciso por Bale, el empresario de origen judío reclamó y recibió 100 millones, pese a que el club merengue insistió en principio en que el traspaso de Bale se había cerrado en 'sólo' 91 millones.

Por Modric Daniel Levy solicitó inicialmente cerca de 40 millones de libras (unos 50 millones de euros entonces), pero con el croata en rebeldía el dueño del Tottenham debió rebajar la cifra hasta los 30 más variables. Ahora toca pelear por Pochettino.

«No he tenido tiempo de sentir nada. Todo ha sido muy rápido. El fútbol te deparará circunstancias que a veces no esperas. El Real Madrid mueve una estructura que es impensable para otros clubes, y cuando hay un nombre asociado a esta marca la expectación es máxima. Yo entiendo los rumores, porque así es nuestra vida y el deporte que hemos elegido. No sé qué pasará mañana, pero lo asumiré. Lo más importante es disfrutar cada día», reiteró. «Los sueños no caen porque sí, sino que caen porque tienes la determinación y la gracia de ir a buscarlos», destacó el argentino al referirse a su libro, en el que narra una temporada al frente del Tottenham. «Estoy en un proyecto espectacular y la motivación es tremenda. Me lo tomo con naturalidad y no me afecta en absoluto nada», comentó el técnico que ha convertido al equipo londinense en habitual en la Liga de Campeones y que también ha provocado que se interesase por él el Manchester United.

 

Fotos

Vídeos