Jornada 36

Un buen Alavés humilla al Málaga

El Alavés celebrando un gol en la Rosaleda/EFE
El Alavés celebrando un gol en la Rosaleda / EFE

El conjunto vitoriano pasó por encima de un cuadro andaluz que no respondió ante su afición

EFEMálaga/Vitoria

El Deportivo Alavés, más motivado y con más ritmo, goleó 0-3 al Málaga en un partido sin nada en juego para la clasificación y humilló al colista, un equipo cabizbajo, sin actitud y que rozó el ridículo, hasta el punto que los pocos aficionados que fueron a La Rosaleda abandonaron el campo antes del final.

Con el conjunto malagueño descendido hace tres jornadas y el vitoriano con la permanencia conseguida holgadamente, ambos presentaron novedades en sus onces, como el guardameta Andrés Prieto y el delantero nigeriano Brown Ideye en los locales; y Víctor, el bosnio-alemán Ermedin Demirovic y Diéguez en los alavesistas.

Con poco público y con cánticos en contra del presidente del Málaga, el jeque Abdullah Al-Thani, empezó un encuentro en el que, cuando apenas se llevaban tres minutos, el equipo de Abelardo Fernández, muy superior, dio el primer zarpazo al abrir el marcador.

Un centro por la derecha del joven debutante Víctor López, con errores simultáneos de varios jugadores del Málaga, hizo que el balón llegara al centrocampista Manu García, que con un disparo raso batió a Andrés Prieto, casi inédito en la temporada y que volvía a la portería por Roberto.

0 Málaga

Andrés Prieto; Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Diego González; Lestienne, Adrián, Lacen (Iturra, m.64), Rolan (Bueno, m.81); Ideye (Borja Bastón, m.46) y En-Nesyri.

3 Alavés

Pacheco; Alexis, Ely, Maripán, Diéguez (Martín, m.46); Ibai, Diego Torres, Manu García, Víctor (Burgui, m.60); Demirovic, Guidetti (Wakaso, m.74).

goles:
0-1, M.3: Manu García. 0-2, M.67: Demirovic. 0-3, M:69: Ibai.
árbitro:
José Luis González González (Comité Castellanoleonés). Amonestó a los locales Diego González (m.60) y Rosales (m.79), y al visitante Diéguez (m.34).
incidencias:
Partido de la trigésima sexta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio de La Rosaleda ante 14.024 espectadores.

El Málaga no despertó del letargo tras el 0-1 y estuvo más de un cuarto de hora sin acercarse al área rival, con sus seguidores muy enfadados por la actitud y la desidia del equipo.

La primera vez que asustó al guardameta Pacheco fue a los 18 minutos, con un cabezazo del belga Maxime Lestienne que salió fuera.

A partir de ahí, los andaluces tomaron el mando del choque, pero sin mordiente ni pegada y excesivamente apresurado, ante un Alavés, que no sufría y que, a la contra, intentaba sentenciar el encuentro con el delantero sueco John Guidetti como gran referencia.

La mejor ocasión del Málaga llegó tras un fallo del guardameta Fernando Pacheco, que no logró atrapar el balón después de un centro por la derecha, si bien Ideye, muy lento, no llegó a tiempo para adelantarse a la defensa en el área pequeña.

El Alavés, metido en su campo, ahora sí sufría, pero cuando pasaba del centro del campo era superior a su rival. Un lanzamiento del centrocampista Diego Torres hizo intervenir a Andrés Prieto.

Tras el descanso, y en medio de la desaprobación expresada por la afición malaguista, su técnico, José González, buscó la reacción al dar entrada a Borja Bastón por Ideye, mientras que el 'Pitu' Abelardo hizo lo propio con Martín por Diéguez.

Los locales empezaron fuertes, pero siguieron sin pegada y sin puntería, aunque Adrián pudo igualar en un remate de cabeza.

Un Málaga pobre

El Málaga bajó el ritmo y el Alavés, con el partido controlado, salió a la contra con mucho peligro hasta que llegó la sentencia en el ecuador de este periodo, con un pase de Ibai Gómez, desde su propio campo, a Demirovic para que el bosnio se adelantara a la defensa y batiera por alto a Andrés Prieto en su salida.

Pero la sangría continuó, con Ibai como protagonista de nuevo, pues una exquisitez suya con un disparo desde la derecha se coló por la escuadra y logró el 0-3 con un golazo que incluso fue aplaudido por La Rosaleda.

Demirovic pudo marcar el cuarto con un remate de cabeza, pero Prieto lo evitó. Aún así, el Málaga, roto y desencajado, deambuló por el campo ya sin ninguna opción, pues Pacheco abortó además un intento de Diego González, de cabeza, y otro de Borja Bastón. Al final, otra derrota de un Málaga muy tocado a estas alturas.

 

Fotos

Vídeos