Primera

Godín: «Me gustaría jugar aquí hasta los 40 años, pero es imposible»

Diego Godín, emocionado durante su despedida. / Efe

El central uruguayo confirma su marcha del Atlético tras nueve años: «Esta camiseta ha sido mi vida»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Entre lágrimas, con la emoción contenida y en compañía de todos sus compañeros de plantilla, cuerpo técnico encabezado por Diego Simeone, utilleros y personal del Atlético, familiares, y algunos de los que le han acompañado en estos nueve años vistiendo la camiseta del Atlético. Así se despidió Diego Godín del conjunto rojiblanco. Punto final a nueve años en los que el central uruguayo se ha convertido en leyenda del Atlético y no sólo por sus logros deportivos, sino por la personalidad que ha tenido siempre que se ha puesto la camiseta rojiblanca. El uruguayo ha sido clave en estos años de éxito y una de las piedras que han sustentado este Atlético de Simeone.

«Quería dar un mensaje de alegría por todos los años que hemos vivido juntos, pero… ayúdenme, por favor»

«Qué complicado es esto», dijo nada más tomar la palabra. «Son mis últimos días y partidos en el Atlético de Madrid», dijo antes de romper a llorar entre los aplausos de sus compañeros. El central reconoció que es un momento duro «por el cariño a este equipo, a este club, a este escudo y a esta camiseta. Soy un aficionado más», dijo con la voz entrecortada. «No es un club, es una familia, es una forma de vivir. Esta es mi casa y es difícil despedirse de la casa de uno», añadió. En la primera fila un Antoine Griezmann con los ojos llorosos veía cómo su mejor amigo de la plantilla anunciaba su adiós: «Qué complicado es esto», insistía. «Quería dar un mensaje de alegría por todos los años que hemos vivido juntos, pero… ayúdenme, por favor», dijo antes de romper de nuevo a llorar.

Atrás quedan los 275 partidos que ha disputado en la Liga con la rojiblanca, que podrían ser 277 si juega las dos jornadas restantes ante el Sevilla, en el Metropolitano, y ante el Levante. Entre todas las competiciones, son 387 los encuentros que ha disputado como rojiblanco, lo que le han convertido en el extranjero con más partidos. Además, firmó 27 goles, pero en la memoria rojiblanca siempre quedará el que hizo de amarillo aquella tarde de mayo de 2014 que significó el título liguero para los de Simeone. El uruguayo, que ha ejercido de capitán en esta última temporada tras el adiós de otra leyenda como Gabi, ha conquistado con el Atlético la citada Liga, una Copa del Rey, una Supercopa de España, dos Europa League y tres Supercopa de Europa.

Motivos del adiós

Como buen central, Godín despejó cualquier pregunta sobre por qué no sigue con la camiseta del Atlético. «Soy capitán de este equipo y llevo muchos años en este club y no hemos llegado a un acuerdo. A partir de ahí ya está», quiso zanjar el '2' del Atlético que quiso ejercer de capitán hasta en su despedida. «Digo adiós al ciclo más bonito de mi carrera deportiva y estoy orgulloso de haber formado parte de esta etapa tan bonita y de la historia de este club», dijo con lágrimas en los ojos. El uruguayo, eso sí, dejó claro que se marcha «con dolor», pero «con la cabeza alta porque me he entregado todos los días por este club. Me voy con el orgullo y la tranquilidad al máximo».

«Para mí lo primero siempre ha sido el club, el equipo y los compañeros. Nos hemos reunido muchas veces y no se ha llegado a un acuerdo»

Godín, que tuvo ofertas en años anteriores para salir del equipo rojiblanco, confesó que se había quedado «porque lo he sentido y querido». «No me arrepiento, lo repetiría», dijo sobre su decisión de permanecer el pasado verano a pesar de una oferta mareante del Manchester United. Sin embargo, este año las cosas han cambiado y no ha sido posible llegar a un acuerdo, como el propio futbolista reconoció. «Para mí lo primero siempre ha sido el club, el equipo y los compañeros. Nos hemos reunido muchas veces y no se ha llegado a un acuerdo». «Hay que respetar al club y sus normas y que el club siga creciendo y compitiendo», dijo en referencia a la postura del Atlético de renovar año a año cuando los futbolistas han superado la treintena.

Godín, junto a toda la plantilla, cuerpo técnico y el presidente del Atlético, Enrique Cerezo.
Godín, junto a toda la plantilla, cuerpo técnico y el presidente del Atlético, Enrique Cerezo. / Efe

Despedida de la afición

Si hoy anunció su marcha, el domingo tendrá que hacerlo de la afición que le ha acompañado en estos nueve años. Será ante el Sevilla, en el último partido del curso como local. El futbolista quiere despedirse de los seguidores colchonero y la afición tendrá la oportunidad de decir 'hasta luego' a su capitán. «Desde hoy hay un hincha más en las gradas porque esta camiseta ha sido mi vida».

Las últimas palabras de Godín, antes de hacerse la foto de familia con todos sus compañeros, fueron para recordar su sueño de niño. «De niño soñaba con jugar al fútbol, luego llegar a la selección, llegar a Europa... pero no hay nada más lindo que entrar a un estadio y que la gente coree tu nombre. No hay premio ni nada más lindo que eso y eso lo he sentido en el club y en estos últimos meses más todavía. Eso no se logra tan fácilmente. Cuando una afición te respeta hay que ganárselo y es de lo que me siento orgulloso», finalizó.

«De niño soñaba con jugar al fútbol, luego llegar a la selección, llegar a Europa... pero no hay nada más lindo que entrar a un estadio y que la gente coree tu nombre»

A partir de junio comenzará una nueva etapa en el Inter de Milán, donde se convertirá en el jugador mejor pagado de la plantilla. Según 'La Gazetta dello Sport', el central firmará un acuerdo de tres años con un compromiso de 6,75 millones de euros. El capitán de Uruguay ganará unos dos millones de euros más de lo que recibe ahora con los colchoneros, donde según fuentes del club se le ofrecieron dos años de contrato pero con una cifras inferiores a las que le puso sobre la mesa el conjunto interista.