Fichajes

El Barça, de la polémica del clásico a la de Griezmann

Josep Maria Bartomeu./Mariscal (Efe)
Josep Maria Bartomeu. / Mariscal (Efe)

Tras mantener la aspiración de acabar la Liga invicto en un partido de graves errores arbitrales, Bartomeu sorprende al reconocer ahora una reunión del pasado octubre con la agente del francés

P. RÍOSBarcelona

Como avanzó Ernesto Valverde, el clásico fue cualquier cosa menos descafeinado. Tensión entre varios jugadores de Barça y Madrid, nefasto arbitraje que perjudicó a los dos equipos con errores inexplicables y que aumentó el nerviosismo general, espectáculo deportivo con momentos de buen fútbol y aparición sobresaliente de los cracks, un gran ambiente en el Camp Nou y pasillo final del staff técnico a los campeones del doblete a petición de Gerard Piqué micrófono en mano «porque nadie nos lo ha hecho hoy», en clara referencia al equipo de Zinedine Zidane en la breve fiesta posterior al clásico.

Curiosamente, en el césped ninguno de los dos equipos acabó contento al sentirse perjudicados por Hernández Hernández, que no dio una, pero tras el pitido final todos valoraron de forma positiva su clásico y el 2-2 final.

El Barça mantiene su condición de invicto y le quedan tres jornadas para intentar completar una Liga entera sin perder, aunque no será fácil porque el cansancio ya es muy evidente y Villarreal (este miércoles en el Camp Nou), Levante y Real Sociedad, tres equipos que acaban en forma la Liga, podrían sacar provecho. Además mostró orgullo jugando la segunda parte con diez por la rigurosa roja directa a Sergi Roberto por un manotazo a Marcelo, que fue el primero en buscar el contacto sin balón y que se dejó caer en el césped teatralmente doliéndose de la cara aunque cuesta ver el supuesto impacto. Para entonces Bale ya jugaba por gentileza del árbitro canario, que no le expulsó ni le amonestó por una entrada muy peligrosa al gemelo de Umtiti. Y luego vio cómo se le anulaba un gol a Luis Suárez, el posible 3-1, por un fuera de juego de un Rakitic en línea. También marcó Messi para distanciarse en el Pichichi y en la Bota de Oro. En definitiva, tras aquel drama vivido en Supercopa de España, cuando Piqué admitió que «por primera vez» se había sentido «inferior al Madrid después de muchos años», el Barça ganó 0-3 en el clásico del Bernabéu y resistió en el del Camp Nou, con 15 puntos más en la Liga y un doblete en el bolsillo.    

Continuidad de Valverde

El Madrid también salió fortalecido del Camp Nou, ofreciendo una gran imagen tras sus tres últimos esperpénticos partidos de Liga de Campeones ante Juventus y Bayern, aunque no le penalizaron y estará en la final. Ante el Barça, once contra once, tuvo fases de dominio y llegó con claridad gracias a un gran Cristiano Ronaldo, que ahora deberá cuidar el tobillo que le obligó a pedir el cambio en el descanso. Jugadores discutidos como Keylor Navas y Benzema acaban la temporada en su mejor momento. Y siempre podrán decir que la falta de Luis Suárez a Varane en el 2-1 de Messi y el penalti de Alba a Marcelo fueron errores escandalosos de un Hernández Hernández que seguramente quiso compensar y empeoró todavía más su labor. En cualquier caso, fue mejor que el Barça en muchas fases del juego y comenzó a sentirse fuerte para la final de Kiev ante el Liverpool.

Como los puntos eran intrascendentes, las polémicas arbitrales morirán pronto, pero no las extradeportivas, lideradas por Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, quien reconoció en RAC1: «En octubre me reuní con la agente de Griezmann, pero como hacemos con otros agentes». Aquella cita, confesada entonces por Guillermo Amor y que le costó la denuncia del Atlético a la UEFA, revela que el francés sigue siendo el objetivo azulgrana para la próxima temporada porque su cláusula de 100 millones es calderilla viendo lo que costaron Dembélé y Coutinho y las dudas que generan sus rendimientos. Luis Suárez ya habló de él en presente: «No viene aquí para quitar el puesto a nadie». En la misma entrevista Bartomeu garantizó la continuidad de Valverde, quien, a buen seguro, ya trabaja en la configuración de la plantilla del curso que viene. El clásico ya es pasado.

 

Fotos

Vídeos