Bravo supera la revisión médica y firma su contrato con el Barça

Claudio Bravo posa como nuevo jugador del F.C. Barcelona. /
Claudio Bravo posa como nuevo jugador del F.C. Barcelona.

Claudio Bravo ha sido presentado este mediodía como nuevo jugador del Barcelona

ÁLVARO VICENTEBARCELONA

Claudio Bravo ha sido presentado esta mañana como nuevo jugador del Barcelona para las próximas temporadas. El portero se ha mostrado «entusiasmado» con la posibilidad de jugar en el Camp Nou después de ocho temporadas en la Real. Bravo ha posado para los medios gráficos en el antepalco del estadio blaugrana con el número trece a la espalda. Vestido con camiseta y pantalón verde, Bravo llega al Barcelona tras una operación en la que la Real invertirá 12 millones de euros. El ya exportero de la Real negó que sea un riesgo llegar al Barcelona donde tendrá que competir con Ter Stegen y «sí una motivación grande». «Seguramente llego en mi mejor momento al Barcelona. Me pilla en una edad en la que ya he vivido muchas cosas, tanto en Chile como en la Real», ha asegurado.

El vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, y el director deportivo, Andoni Zubizarreta, respaldaron la presentación de Bravo en el Camp Nou. Éste último ha hecho las labores de presentación antes de dar la palabra al portero. Zubizarreta ha dicho que es un «gran honor» que Bravo querido recalar en el Barcelona. «Viene de haber ocupado una portería de peso en la liga española, con un carácter muy marcado y con un personalidad especialmente con la sombra de Arconada. Bravo es portero que tiene personalidad, carácter competitivo, un buen uno contra uno, una buena relación con la línea defensiva, a lo que damos mucha importante y un excelente juego de pies». El director deportivo ha confesado que el nombre de Bravo ya se puso encima de la mesa el primer día en el que se reunió con Luis Enrique, pero que fue Unzue, el ayudante del nuevo técnico del Barcelona, el que apostó por el exrealista.

Tras la proyección de unas imágenes de algunas de las mejores intervenciones de Bravo en la Real, el portero ha tomado la palabra. Lo primero que ha hecho es dar las gracias y mostrar su orgullo por formar parte del Barcelona: «Me llena de orgullo, ser parte del proyecto y de esta gran institución. El tiempo ha pasado muy rápido. Me tocó cumplir un ciclo. Es una oportunidad muy linda la que se me presenta. Tengo mucha hambre. Me tiene lleno de vida y orgullo y con muchos desafíos en mente».

«Disfrutar el momento»

A Bravo se le ha preguntado si antes de llegar al Barcelona ha hablado con Alexis, el jugador del Barcelona y su compañero en la selección: «Me ha contado muchas cosas. Cosas maravillosas, me ha dicho que disfrute el momento, que lo viva al máximo. Desde que he llegado mi impresión ha sido enorme. Se agradece mucho el cariño, es como estar en casa».

No cree el portero que tenga problemas para adaptarse al estilo de juego: «He tenido la fortuna de jugar en la selección un juego similar al Barcelona. Es un fútbol agresivo, vistoso, en el que tengo que participar no solo como portero sino como central, ser desde atrás un habilitador. Me acomoda el sistema, en Chile me ha tocado vivirlo y espero estar igual de cómodo».

A la pregunta de si tiene presión por ocupar la portería defendida por Valdés no hace mucho ha negado esta posibilidad: «Es un factor de presión ocupar la portería después de Valdés. Es un tema que me enorgullece ser partícipe del Barcelona. Me tocó vivirlo en San Sebastián. El nombre de Arconada aparecía en todos los sitios. Ahora pasa lo mismo. Confío en mis condiciones en mi potencial. Es un reto tremendo, una motivación extra de cara a mi futuro, hacerlo de la mejor manera».

«Partir de cero»

Bravo se ha referido a sus competidores en la portería, Ter Stegen y Jordi Masip: «Los tres partimos de cero. Los tres estamos para que el equipo funcione de la mejor forma posible. Me queda la tranquilidad de que voy a pelear al máximo nivel. Todos partimos de la misma base».

Lo que ha descartado es tirar las faltas, como ya hizo en la Real en aquel partido ante el Nástic. Se lo ha tomado con humor. «Yo estaría encantado de tirar pero desde entonces la Real no ha vuelto a marcar y quizás es mejor que no lo intente aquí en Barcelona...».

Se le ha pedido también que haga una valoración de la actuación de Chile en el Mundial: «No fue del todo fácil sabiendo lo que estaba pasado en el entorno más íntimo sobre mi futuro. No era fácil pero me dejó buenas sensaciones como equipo al margen de la eliminación. Nos hubiera gustado llegar más lejos pero con todo tengo una gran satisfacción por el resultado en el Mundial».

Bravo no ha especificado qué faceta controla mejor: «El juego de pies es una faceta que se me da bien. Trato de sacar provecho del juego áereo y también del uno contra uno, trata de manejarlo al máximo con la calidad de jugadores que hay en el centro del campo. ¿Dónde puedo mejorar? El portero nunca deja de aprender. Es una posición especial por eso. Mi fichaje por el Barcelona me toca en una edad buena, con experiencia, pero uno siempre está pendiente de mejorar, corregir, y no quedarse con lo que uno tiene».

A la pregunta de qué pasa por su cabeza al recalar en el Barcelona, Bravo se ha acordado de su mujer y su familia en Chile: «Pasan miles de cosas por mi cabeza. Salí de mi país con un sueño a que llegara este día y este momento. Agradezco a mi familia, a mi mujer y a mi padre el que me motivó. Agradezco a las personas que han confiado en mí durante mucho tiempo sobre todo cuando las cosas no van bien».

Como era de espera a Bravo se le ha pedido que destaque un jugador del Barcelona: «Leo (Messi) es una referencia a nivel mundial pero no solo me quedaría con él sino con todo el equipo. Cuando me tocaba jugar en el otro lado hacíamos referencia al colectivo, al aspecto general de grupo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos