FC Barcelona

Messi no está para travesuras

Gerard Piqué y Leo Messi, durante el partido disputado en Eindhoven. /Reuters
Gerard Piqué y Leo Messi, durante el partido disputado en Eindhoven. / Reuters

Goleador genial ante el PSV, el capitán renunció a la asistencia que inventó Piqué para él aclarando que no hubo estrategia en el 0-2

P. RÍOSBarcelona

Cuando uno lleva 567 goles y 220 asistencias en 652 partidos oficiales con el Barça, ya no pierde el tiempo en reivindicar la autoría de una diana confusa. Nunca lo ha hecho con algún tanto de rebote pese a competir por todos los Pichichis y Botas de Oro, y mucho menos está para la tontería de reclamar un pase de gol extraño. A Leo Messi, aunque se las recuerdan cada día, las estadísticas no le dicen gran cosa. Lo suyo es disfrutar con un balón, pelear por los títulos y, puestos a inventarse algo, mejor una jugada inalcanzable para el resto de los humanos, como el primer gol ante el PSV, antes que adjudicarse una asistencia que nunca existió.

La ocurrencia fue de Piqué, más una broma improvisada típica en él que un deseo real de manipular lo sucedido. Preguntado por si la acción de su gol, el 0-2 tras una falta sacada por Messi, fue preparada, contestó de forma afirmativa, serio, como si estuviera en una partida de póker que tanto le gusta: «Sí, claro, la trabajamos mucho en los entrenamientos y salió bien». Ernesto Valverde le siguió el juego, pero dando pistas. «Si lo dice Piqué… igual sí, pero yo no me he enterado de esa estrategia», apuntó entre sonrisas que le delataban. Y el misterio no acabó hasta que no apareció Messi, sincero en su papel de primer capitán desde el adiós de Iniesta.

«Yo no puedo mentir como ha hecho Piqué. No fue ensayada, le di mal al balón y él estuvo listo para desviar el balón», afirmó Messi, también sonriendo, pero sin la voluntad de mantener viva la travesura de Piqué , quien, en su ronda de televisiones tras el partido, acabó confesando que la jugada de laboratorio sólo era producto de su imaginación.

Más información

Así es Messi, capitán serio que suma seis goles en sólo tres partidos jugados de Liga de Campeones, pues se perdió los dos contra el Inter por su lesión en un brazo. En Holanda batió un récord, otro, el de máximo realizador de la competición en un único club con 106 dianas.

En Eindhoven quedó claro que Messi está loco por volver a reinar en Europa con el Barça, pero comprobó con alarma, pese al pase a octavos como primero de grupo, la fragilidad defensiva de su equipo, que concedió más de 20 ocasiones a un PSV que sólo aprovechó una (1-2). La lesión de rodilla de Umtiti, que se quedó en la grada al notar que regresaban las molestias, no ayuda al optimismo. Reapareció con buena nota ante el Atlético tras dos meses de baja, pero se resintió y no se descarta un quirófano que él intenta evitar. Vermaelen también sigue de baja, como Sergi Roberto, Arthur, Luis Suárez, Samper, Rafinha y Cillessen.

 

Fotos

Vídeos