Fútbol sala

El Barça remonta para conquistar otra Copa del Rey

Los jugadores del Barça, con el título de Copa conquistado en Ciudad Real. /Eidan Rubio / RFEF
Los jugadores del Barça, con el título de Copa conquistado en Ciudad Real. / Eidan Rubio / RFEF

El equipo azulgrana perdía por 0-2 ante el Jaén al descanso, pero una maravilla de Ferrao le relanzó hacia la conquista del título

EFECiudad

El Barça Lassa conquistó este domingo su sexto título de la Copa del Rey de fútbol sala tras ganar, en la novena edición del torneo, al Jaén Paraíso Interior por 5-2 en la final disputada en el Quijote Arena de Ciudad Real.

Los azulgranas, que llegaron a ir perdiendo por 0-2 al descanso, remontaron en la segunda parte y se pusieron por delante por primera vez a veinte segundos del final con un gol de tacón del brasileño Ferrao. Adolfo y Marcenio redondearon el 5-2 definitivo con los andaluces volcados al ataque.

El Jaén Paraíso Interior, con una mejor puesta en escena, con líneas muy juntas y con mucho trabajo, puso de manifiesto que quería llevar el partido a su ritmo, con lo que el primer aviso lo dio Mauricio en el minuto 2.

5 Barcelona Lassa

Didac (P), Aicardo, Sergio Lozano, Ferrao y Marcenio. Después salieron, Juanjo (PS), Roger, Leo Santana, Boyis, Dyego, Adolfo, Rivillos, Joselito, Arthur y Esquerdinha.

2 Jaén Paraíso Interior

Espíndola (P), Mauricio, Ramón, Alan Brandi y Rafa López. Después salieron, Iker López (PS), Antonio, Michel, Campoy, Carlitos, Dani Martin, Giasson, Ángel Bingyoba y Piqueras.

GOLES:
0-1, M.9: Carlitos. 0-2, M.17: Jordi Campoy. 1-2, M.25: Boyis. 2-2, M.32: Ferrao. 3-2, M.40: Ferrao. 4-2, M.40: Marcenio. 5-2, M.40: Adolfo.
ÁRBITROS:
Los castellano manchegos Sánchez-Molina Tapiador y Rodrigo Miguel. Amonestaron a Ángel Bingyoba, Carlos Espíndola y Mauricio, del Jaén Paraíso Interior.
Incidencias:
Final de la novena edición de la Copa del Rey, celebrada en el Quijote arena de Ciudad Real, con más de 3.500 aficionados, la mayoría de ellos de Jaén. Presidió el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, que entrego la copa de campeones de Copa.

Fue el toque de corneta para despertar al campeón, que dispuso de dos ocasiones, la más clara de estrategia por parte de Sergio Lozano, también en el segundo minuto. La réplica la ofreció Carlitos en un mano a mano con Didac, que se mostró solvente.

Con ambos equipos jugando de cuatro y muy encorsetados, los minutos discurrían sin apenas apariciones en campo contrario, hasta el minuto 8, cuando Campoy la tuvo para los andaluces tras un robo en mitad de pista. De nuevo Didac lo evitó.

Una falta en el minuto 9 hizo adelantarse a Jaén Paraíso Interior con una maniobra estratégica, que solventó con un zurdazo Carlitos para poner el 0-1.

El gol espoleó al defensor del título, que por medio de Ferrao ofreció la positiva respuesta de Espíndola. Piqueras, en el 10, cortó la contra del Barcelona.

El conjunto barcelonés ya jugaba en 3-1, con Ferrao de pivote, muy vigilado por Rafa López, y el Jaén también lo hacía con Ángel Bingyoba.

Fue el instante en el que Andreu Plaza pidió un tiempo muerto en el minuto 13, ya que el conjunto andaluz siempre encontraba superioridades en cada una de las acciones defensivas.

Así, de inmediato, ambos pasaron a jugar de cuatro, buscando mayor movilidad, con el fin de encontrar mejores situaciones.

Pero el dominio del Barcelona lo frustró Jordi Campoy con un gran gol en vaselina desde la banda en el minuto 17.

De inmediato este segundo gol jiennense conllevó la salida a pista del pivote Ferrao, que como siempre llevó el peligro a la puerta del conjunto andaluz. Espíndola y su defensa atajaron dos llegadas del brasileño y ante esto, Dani Rodríguez pidió un tiempo muerto.

En una perdida en la línea del centro del campo del Jaén el balón, tras pasar por Marcenio, llegó a Ferrao, que estrelló en la madera su derechazo en el minuto 18.

A continuación, en el 19, llegó la quinta falta del Barcelona, con cesión de Mauricio sobre Carlitos, cuyo disparo con la izquierda beso al madera de la portería de Didac a falta de un minuto para el final de la primera parte.

Adolfo, con el Barcelona ya atacando en tromba, en dos ocasiones consecutivas en el último minuto, hizo emplearse a fondo a Espíndola en busca del gol.

Con el 0-2, para el Jaén, acabo la primera mitad, que en el inicio de los segundos 20 minutos conllevó un mayor asedio del conjunto azulgrana.

Pese a esto, una salida de Mauricio a punto estuvo de sorprender a Didac, que adivinó su vaselina en el minuto 22.

Lozano hizo, de nuevo, intervenir con acierto a Espíndola, en el minuto 24, y fue el cordobés y ex jugador del Jaén Boyis el que acortó distancias en el segundo palo en el minuto 25.

Con el 1-2 en el electrónico se abría un nuevo escenario, ya que el Barcelona estaba demostrando que quería al menos la igualada contra un Jaén que se defendía con mucho orden.

Ferrao pudo conseguirlo y Giasson pudo ampliar más la diferencia para el Jaén, pero su disparo se fue fuera en el minuto 27.

En el 29 llegó la quinta falta del Jaén, con tarjeta amarilla a Mauricio. El tiro de la falta la reventó Sergio Lozano en el cuerpo de Espíndola.

Pese a esta circunstancia, el Jaén, con orden, seguía defendiéndose del asedio barcelonista. Lo que no pudo hacer en el minuto 32 para evitar el empate de Ferrao, que remató en el área para colocar el 2-2.

Era el instante en el que Dani Rodríguez pidió un nuevo tiempo muerto.

En una falta de nuevo al Jaén le funcionó la estrategia, que dejó solo a Giasson, que a punto estuvo de batir a Didac en el minuto 36 ante el envío de Mauricio.

Espíndola se lució ante un disparo de Dyego en el 39 y Mauricio hizo falta en es minuto a Ferrao, lo que provocó un doble penalti que por dos veces detuvo el meta brasileño.

A falta de 21 segundos una genialidad de Ferrao puso el 3-2, de tacón, para los actuales campeones, y Marcenio hizo el 4-2 cuando ya el Jaén jugaba de cinco con Michel de portero jugador.

Adolfo colocó el definitivo 5-2 que le dio al Barcelona su sexto título, segundo consecutivo, e impidió al Jaén tomarse la revancha de lo que la temporada pasada ocurrió en Cáceres.