Una tángana obliga a suspender un partido de Liga Vasca Cadete

O.O.G. SAN SEBASTIÁN.

El partido de Liga Vasca Cadete que el Kostkas y el Sestao disputaron el sábado fue suspendido a falta de 1:39 para la conclusión, tras una tángana entre los jugadores que derivó en fuertes discusiones en las gradas de Matigoxotegi y un futbolista vizcaíno denunciado ante la Ertzain-tza por agresión a un rival.

Los hechos sucedieron cuando el árbitro decretó un penalti favorable al conjunto donostiarra, que acababa de empatar (1-1) gracias a un gol de Agirre de falta directa.

Según varios testigos, el partido había tenido ya algún lance tenso y el penalti desencadenó la bronca. La falta del central del Sestao sobre el delantero del Kostkas había sido clara, pero fue protestada. Y cuando Ekain puso el balón sobre el punto de lanzamiento, el portero le dio una patada, por lo que fue expulsado. La trifulca pasó a otra dimensión, y un jugador visitante dio un puñetazo a otro local, que sufrió la fractura del tabique nasal.

El trencilla no vio esta acción, por lo que no la reflejó en el acta. Dados los incidentes, se alertó a la Ertzain-tza, ante la que el padre del jugador agredido denunció al agresor.

Ahora, el comité de competición decidirá cuándo se lanza el penalti.