«El 'Inter' es el Eibar del fútbol sala»

Este es el equipo del C.D Internacional que logró el ascenso. Falta el delegado, Jesús Vargas./
Este es el equipo del C.D Internacional que logró el ascenso. Falta el delegado, Jesús Vargas.

El conjunto donostiarra representará junto a Lauburu Ibarra y Concepto Egile a Gipuzkoa en la Segunda División B, antesala del fútbol sala profesional

AXEL GUERRA

De club de barrio a ser uno de los estandartes del fútbol sala guipuzcoano. El C.D. Internacional de Intxaurrondo ha confirmado su ascenso a la Segunda División B estatal y, de esta manera, Gipuzkoa pasará a contar la próxima temporada con tres equipos en la categoría de bronce. En la última campaña el 'Inter' compitió en Tercera y finalizó segundo, a un punto del campeón, el Laskorain K. E. Deportivamente, la plaza en Segunda B correspondía al equipo tolosarra, pero su renuncia ha abierto las puertas a un club que lleva años trabajando para relanzar el fútbol sala en la capital guipuzcoana.

El club intxaurrondotarra coge el relevo de los desaparecidos Laminados especiales y Hosfrinor, que entre los 80 y los 90 fueron estandartes del fútbol sala donostiarra y guipuzcoano. Y más recientemente de la UPV, que desapareció hace cinco años y llegó a militar en Liga Nacional A, equivalente a la actual Segunda B. Desde entonces, Donostia no había tenido representación en la máxima categoría en la que jugara algún equipo guipuzcoano y, por tanto, en la élite del fútbol sala del territorio. En las últimas temporadas ese honor ha recaído en el Lauburu K.E. de Ibarra -que llegó a competir en la División de Plata, en Segunda División, seis temporadas, de la 98/99 a la 03/04- y en el Debabarrena Concepto Egile, que en la campaña 2012/13 cuajó una brillante temporada coronada con el ascenso a la categoría de plata y que no pudo completar por motivos económicos.

El salto a Segunda División B estatal supone un paso importante competitiva y económicamente hablando. En cuanto al nivel no hay dudas. El conjunto donostiarra pasará de enfrentarse con rivales del País Vasco como hacía hasta la temporada pasada, a hacerlo con equipos de Navarra, La Rioja, Aragón, Castellón y, probablemente, de Castilla y León. «El grupo está prácticamente configurado y sólo falta confirmar la última plaza, que puede ser para un equipo de Burgos o para uno de Tafalla. En nuestra plantilla hay jugadores jóvenes que han llegado desde la cantera y que han ido creciendo futbolísticamente a medida que subían categorías. Nuestras aspiraciones pasarán por tratar de asentarnos en una categoría muy exigente. Para ello deberemos hacernos fuertes en Mons, en nuestra casa, y ser lo más competitivos posibles cuando juguemos fuera», detalla Alfonso Carro, capitán del equipo y uno de los máximos impulsores del proyecto del 'Inter'.

Más allá del reto y la exigencia deportiva, cubrir el presupuesto supone el mayor quebradero de cabeza para un conjunto que es totalmente amateur: «Hace un par de años cuando el Debabarrena logró el ascenso a División de Plata su presupuesto era de 150.000 euros. El nuestro, el de toda la sección de fútbol sala, será de 28.000. Somos el Eibar del fútbol sala», explica Carro. Los desplazamientos y los arbitrajes se llevan la parte más importante del presupuesto. «Una parte del monto total -sigue el capitán- lo cubren las tres firmas que patrocinan a los diferentes equipos de la sección: House made home -patrocinador del primer equipo-, Cafetería Eder -que apoya al Primera División- y Fachadas Gipuzkoa -que respalda a los equipos juvenil y cadete-. El resto procede del esfuerzo de los integrantes de la sección. Sin su ilusión y compromiso sería imposible seguir adelante. Buscamos firmas y colaboradores que quieran apoyar este proyecto que busca reflotar y afianzar el fútbol sala en Donostia».

Trabajo con la cantera

El C.D. Internacional se fundó en 1.990 y este ascenso supone un logro para una entidad que en sus vitrinas luce dos títulos de Liga Vasca, el de 2001/02 y el de 2010/11. En la actualidad, la plantilla está compuesta por una docena de jugadores y es una mezcla de veteranía y juventud, entre los últimos representantes de aquel equipo campeón en 2011 y los nóveles que se han ido incorporando desde las categorías inferiores. Precisamente, el trabajo con la cantera es una de las señas de identidad del 'Inter', es presente y es futuro. El club cuenta con equipos masculinos desde categoría infantil hasta regional y con un senior femenino.

El camino hasta la Segunda División B ha sido largo y se han ido dando pasos de forma pausada y constante hasta alcanzarla. Ahora, el 'Inter' recoge el premio a su esfuerzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos