Vuelta a España

Jon Odriozola: «Ahora hace falta un impulso para darle al equipo la continuidad y el futuro que merece»

Jon Odriozola, con una bicicleta para la contrarreloj./
Jon Odriozola, con una bicicleta para la contrarreloj.

El Euskadi-Murias seguirá la próxima temporada en el pelotón y confía en que el triunfo de etapa en la Vuelta le permita dar un salto de calidad entre los mejores equipos

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

El Euskadi-Murias será equipo Continental Profesional en 2019. Ya ha tramitado su inscripción en la UCI. El mánager del equipo, Jon Odriozola (Oñati, 1970), confirmó ayer la noticia aprovechando el día de descanso en la Vuelta a España, donde han ganado una etapa de la mano de Óscar Rodríguez en La Camperona. El equipo trabaja para consolidar su estructura con la entrada de nuevos apoyos y patrocinios que respalden la inversión que viene haciendo prácticamente en solitario la empresa Murias desde hace cuatro años. La etapa conquistada en la Vuelta puede ser la llave que abra esas puertas.

- ¿Qué importancia ha tenido la victoria conseguida por Óscar Rodríguez en el anuncio de que el equipo continúa?

- Este anuncio estaba previsto antes de ganar la etapa. La idea de Murias era dar la continuidad a la que se ha hecho acreedor el equipo.

«Los corredores tienen nivel, hay que pagarles más y lograr una seguridad de cinco años»

- Pero el triunfo sí supone un espaldarazo...

- Tiene que consolidar lo que la gente transmite en la carretera. Ahora hace falta un impulso para darle la estabilidad y el futuro que merece el equipo. Que se merece y se ha ganado.

- ¿Confía en que este éxito facilite la llegada de más patrocinadores?

- Aquí y ahora, lo veo bien. Así lo dice la fuerza que ha cogido el equipo entre los aficionados. No podemos dejar escapar un proyecto que ha llegado a este nivel.

- Cabe suponer que la decisión de continuar viene acompañada de una voluntad de crecimiento.

- Así es. Todo lo que estaba ahí tiene que fortalecerse de una vez. Se ha demostrado en la carretera. Necesitamos un futuro más fuerte y un poco más de ayuda. Para hacerlo, debemos contar con más medios y más recursos.

- ¿Cree que el aficionado conoce la precariedad de medios con la que han tenido que competir?

- Hemos demostrado que con los mínimos recursos podemos hacerlo tan bien como otros que tienen mucho. Debemos dar el salto de calidad que ha demostrado el equipo. Los corredores tienen nivel, hay que pagarles más y darle a la estructura una seguridad de cinco años.

- ¿Qué idea de equipo tiene para la próxima temporada?

- Hemos tardado en hacer este anuncio y habrá corredores que no hayan podido esperar. Pero seguimos con nuestra filosofía de apostar por los jóvenes y con nuestra línea de trabajo. Queremos que los Irizar, Samitier, Barceló y el mismo Óscar sigan teniendo carreras y recorrido, algo que les podemos ofrecer aquí. Una atención que probablemente un equipo grande no les puede dar, porque tiene otros objetivos. Nosotros queremos trabajar con los jóvenes que tienen talento, apostar por ese camino, y si podemos reforzarnos con experiencia eso será un plus.

- ¿Cómo califica el retorno a nivel de imagen para la empresa Murias, que ha confiado en el proyecto desde el inicio?

- Tremendo. Mucha gente no se da cuenta de lo que hemos conseguido aquí. Hemos creado un nuevo Euskaltel con chavales y lo ha hecho la empresa Murias en solitario, a base de trabajo y de soñar.

- ¿Ya empiezan a creerse que han ganado una etapa?

- Estamos en una nube y no vamos a bajar de ella hasta que pase la Vuelta y nos demos cuenta de lo que hemos hecho. Esto es un proyecto de futuro y cantera y Óscar nos ha dado la razón. Y todo gracias a Murias. Ojalá dentro de cuatro años, o menos, podamos decir que hemos ganado una etapa en el Tour de Francia... porque los sueños se cumplen como hemos demostrado en la Vuelta a España.

- En sus declaraciones públicas, viene destacando el cariño que está notando hacia el equipo a lo largo de toda la Vuelta...

- Es el reconocimiento a cuatro años de trabajo. Estoy muy sorprendido de cómo nos ha acogido el público, y no solo los vascos. Ha sido increíble. Hemos llegado al corazón de la gente, que es lo que se pretendía con este proyecto.

- ¿El Euskadi-Murias ha demostrado que la invitación de la Vuelta era merecida?

- Lo más fuerte es cómo se ganó, una de las etapas reinas y de las más bonitas, después de una Vuelta en la que siempre nos habíamos mostrado activos. A eso hay que añadir la emoción que le dio Óscar, que representa lo que queremos: trabajar con chavales jóvenes. La suma no es solo un triunfo, es mucho más.

- ¿La victoria compensa todos sus desvelos?

- Más que compensar, es el premio a todo el trabajo, un reconocimiento a todo lo que ha costado sacar esto adelante. De repente, todos han abierto los ojos ante algo histórico para el ciclismo vasco. Lo que logró Laiseka para el Euskaltel lo ha conseguido un chaval de 23 años en la primera temporada del equipo en Continental Profesional. Ha sido muy épico, para los que entienden de ciclismo y para los que no, que han visto que a veces lo imposible se puede conseguir.

- Hace un año tal día como hoy, quizá estarían atravesando Francia en coche camino de alguna clásica perdida...

- Así es. Ahora estamos en la gloria, algo totalmente impensable. Y todo, a base de soñar y de trabajo, y de creer que se podía hacer. Al conseguirlo, nos hemos dado cuenta de lo difícil que era.

- ¿Esta victoria servirá para asegurar el futuro del equipo?

- Ha cambiado todo, la gente se identifica con el equipo, y no solo los vascos. Cuando el pequeño gana al grande genera afinidad.

- ¿Va a descansar?

- ¿La verdad? Tengo la sensación de haberlo hecho todo. Estoy feliz.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos