Ciclismo

Jokin Aranburu: «Vamos a ver qué es ser profesional, dedicarte a ello y convertirlo en tu vida»

Jokin Aranburu. /
Jokin Aranburu.

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Jokin Aranburu (Zarautz, 22 años) ha completado su primera temporada en el profesionalismo y le llega la opción de dar el salto de categoría, que aguarda con impaciencia.

- ¿Se ve ya como ciclista de un equipo ProTeam?

- Todavía estoy soñando. Es una gran ilusión, tanta o más que cuando di el salto el año pasado. Vamos a ver qué es ser profesional, dedicarte a eso y convertirlo en tu vida. A mí me gusta la vida de ciclista. Nos enfrentamos a carreras más grandes, otro nivel. Pero estoy deseando empezar.

- ¿Impaciente por iniciar los entrenamientos?

- A decir verdad, octubre es el mes de descanso para los ciclistas pero tengo tantas ganas que a veces salgo a hacer algo. Lo que más me gusta es andar en bici, así que bien. Para todo el equipo es una gran alegría.

- Ha renovado por dos años...

- Sí, es un plazo bueno para que quede claro a dónde puedo llegar. Tres años de continuidad deben servir para ver qué clase de corredor soy. Demostrar eso en un año es difícil. Hago 23 el año que viene. En el pelotón internacional se ha visto que ciclistas muy jóvenes están dando un nivel altísimo, pero aquí, por lo que sea, nos movemos en otras edades. Me vienen buenos años.

- ¿Cómo ha sido la temporada de su debut?

- El primer año siempre es complicado, por las distancias, la lectura de las carreras... Es muy distinto al ciclismo amateur. Depende de las carreras, cambia mucho, con viento, abanicos, días muy tranquilos, montaña... Hay que adaptarse a todo y creo que a lo largo del año he conseguido acostumbrarme a la categoría. El primer año es para situarte y los siguientes, para que el equipo y yo demos el salto. Pasas de disputar victorias en el último año de amateur a hacer de todo menos disputar: tirar, meterte en escapadas, subir agua, buscar protagonismo de otras formas... Al principio de año, con Sergio Higuita, teníamos opciones en todas las carreras, pero luego tocó desempeñar otros papeles.

- ¿Es mejor ciclista ahora?

- Sí, he progresado. Pasas a profesional y corres un poco atenazado por el miedo a fallar, por la obsesión de hacerlo todo bien. Pecas de eso y consigues el efecto contrario. Equipo nuevo, carreras importantes, correr al lado de tus ídolos... Pero cuando tienes eso claro todo mejora. Es el punto clave.

- ¿Y el año que viene en ProTeam?

- El año que viene correré desde el principio sin ese miedo, sabiendo qué carreras son buenas para mí y cuáles no. Me gustan las de media montaña.

- ¿Qué carreras le gustaría correr?

- Este año he visto que en todas las que hay equipos World Tour son especiales. Pero me gustaría correr la Itzulia y la Clásica de Donostia. Son carreras muy importantes para el equipo y alineará al 'siete' más fuerte, así que habrá que hacer méritos.

Noticias relacionadas