Pasamos de las dos dimensiones al 3D

La peculiar etapa de hoy con tres grandes puertos en 65 kilómetros y orden de salida definida por la general debe situar este Tour en otra magnitud

TXOMIN PERURENA

Tras la toma de contacto de ayer, el Tour entra hoy en los Pirineos con una original etapa de 65 kilómetros y salida a las... tres y cuarto de la tarde. Peligrosa. Aunque todo el mundo calentará y hará rodillo, los organismos no responden igual a ese tipo de esfuerzo. Porque va a ser un sprint en tres puertos que poco parecido guardan en cuanto a dureza con el alto riojano de las Tres Tetas, en Arnedo. La carrera va a pasar de dos a las tres dimensiones. Hasta ahora nos hemos habituado a ver dos carreras en una: por un lado, la lucha por la victoria de etapa entre un grupo numeroso de ciclistas y por otro, los hombres de la general. Hoy toca el 3D. Lo más moderno.

Banderazo de salida como en la Subida a Arrate

Una de las peculiaridades de hoy consiste en el modelo de salida, similar al de la parrilla de la Fórmula Uno o de las carreras de motos. Los veinte primeros de la clasificación general ocuparán la parte delantera del pelotón. Detrás se colocará el resto. El director de carrera dará el banderazo y arrancarán todos. Como se hacía en la Subida a Arrate, en la calle Toribio Etxeberria. Nada de salida neutralizada detrás del coche de la organización. He visto a los líderes de las distintas clasificaciones partir en cabeza del pelotón. Se hacía con regularidad en Colombia y México. Esto será distinto.

La insistencia de los Izagirre, un valor en sí mismo

Movistar tomó la cabeza del pelotón a pie del Portillon, pero más para proteger el liderato de la clasificación por equipos que para lanzar a uno de sus líderes. Asomó Mikel Landa, lo que nos hace albergar esperanzas para hoy. Esperemos que se concreten. Aunque la insistencia de los Izagirre sigue sin encontrar mayor premio que el segundo puesto, considero que su comportamiento es un valor en sí mismo. No debemos pasar por alto que pelean en grupos de escapados con un nivel altísimo, junto a varios de los mejores corredores del momento, como Alaphilippe. Queremos que ganen, por supuesto, pero son segundos puestos trabajados y complicados.

Lete y Arrieta, mejores que la Guardia Republicana

ASO se vio obligado a detener la carrera tras los incidentes con los granjeros que quisieron parar la carrera. La actuación de la Guardia Republicana con el lanzamiento de gases lacrimógenos que afectaron incluso a los ciclistas resultó desproporcionada. Me acordé del llorado Iñaki Lete y de José Luis Arrieta, organizadores de la Vuelta al País Vasco que lidiaron más de una y dos veces con manifestaciones. Negociaban un arreglo y encontraban un consenso para proteger la prueba a cambio de dar difusión a las reivindicaciones. Tengo mi historia con manifestantes. En una Vuelta a los Valles Mineros me encontré con una persona en mitad de la carretera. Creí que era un espontáneo y le esquivé, como los recortadores. Aquel hombre me llamaba por mi nombre y me suplicaba que parara. Seguí adelante hasta que neutralizaron la carrera. Para una de las pocas veces que iba escapado... Más tarde supe que se trataba de una reivindicación laboral y me arrepentí de mi actuación.

Aquella Vuelta a Levante en la que un equipo no quiso arrancar

Me llamó la atención otro detalle de ayer. Una vez neutralizada la prueba, los corredores son reacios a reemprender la marcha. Esta vez, sin embargo, no pusieron ninguna pega. El buen tiempo ayuda. No ocurrió lo mismo en aquella Vuelta a Levante en la que dirigía al Orbea. Caía agua nieve e Imanol Murga iba en fuga. Sin impermeable y sin nada. En el pelotón tiritaban. La organización detuvo la etapa. Algunos entraron a los autobuses de la organización, con calefacción y vídeo porno incluidos. El temporal remitió, querían salvar la etapa y decidieron que se disputaran los últimos 30 kilómetros. El equipo de Hinault o Lemond se negó a salir del autobús. La carrera siguió sin ellos. Al día siguiente querían reengancharse sin opción a premios para coger ritmo de competición. No les dejaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos