Tour de Francia

La misteriosa desaparición de dos horas de Rohan Dennis

Dennis, en el autobús de su equipo en meta, a donde llegó por su cuenta. / EP
Dennis, en el autobús de su equipo en meta, a donde llegó por su cuenta. / EP

El autraliano del Bahrain estuvo perdido tras retirarse por una bronca con su equipo y dirigirse a la meta por otro camino

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑABAGNÈRES-DE-BIGORRE.

«¿Dónde está Dennis?». La pregunta sobresaltó al Tour cuando aún faltaban dos horas para llegar a la meta de Bagnères-de-Bigorre. El corredor australiano había abandonado, pero nadie sabía dónde estaba. En su equipo, el Bahrain, lanzaron la alarma. Al parecer, la retirada de Dennis se produjo a 80 kilómetros del final y tras mantener una discusión con los técnicos de su escuadra. En lugar de subirse al coche, tiró directo por un atajo hasta la meta. Llegó por su cuenta, pero durante un buen rato el Tour no supo dónde se encontraba. Las cosas de un corredor peculiar.

A Rohan Dennis, campeón del mundo de contrarreloj, se le esperaba hoy en la 'crono' de Pau. Sonaba como favorito. Antes del Tour terminó segundo tras Egan Bernal en la Vuelta a Suiza. En esta edición de la ronda gala no rodaba bien. Ayer, en vísperas de una etapa que podía ganar, se hartó y se largó. Ante las cámaras de France Television, los directores del equipo aseguraron que no sabían lo que había sucedido. El Bahrain ha abierto una investigación.

No es la primera vez que Dennis (Adelaida, 29 años) tiene problemas para encajar en un grupo. «Cuando estoy en un periodo de mucha tensión y algo me fastidia, se me puede ir la olla», declaró en la revista 'Ciclismo a Fondo' mientras recordaba el tratamiento psicológico al que se sometió cuando era ciclista juvenil. No asimilaba bien la presión. La contenía hasta que reventaba y entonces entraba en cólera.

De crío se pegaba «al menos un par de veces al día» con su hermano mayor. Estuvieron años sin hablarse. La natación le ayudó a canalizar su energía. Ahora lo hace encima de una bicicleta, pero, aun así, le cuesta conservar la calma.

«No quería hablar»

El director deportivo del Bahrain, Gorazd Stangelj, explicó en la meta que en el equipo también reina la confusión respecto al incidente. «Digamos que estoy decepcionado con lo que ha pasado con Rohan, porque esperábamos una gran actuación en la contrarreloj».

Detalló que «fue su decisión detenerse en la zona de avituallamiento. Intentamos hablar con él. Detuvimos el coche e intentamos encontrar una solución. Le preguntamos qué estaba sucediendo y nos dijo que no quería hablar y que abandonaba».

Explicó que pasó con su coche por la zona de avituallamiento y que vio la bici de Dennis apoyada contra el vehículo del masajista, pero no pudo ir en contra de la dirección de la carrera y regresar, y que por eso llamó al masajista y le pidió hablar con Dennis. «Él respondió y me dijo que no quería hablar en ese momento». Stangelj dijo que la decisión de Dennis «seguro que no tiene nada que ver con su condición física».