Ciclismo

«Sería una derrota personal ganar una carrera basada en la mentira»

«Sería una derrota personal ganar una carrera basada en la mentira»
REUTERS

Chris Froome trata de apaciguar el ánimo del público francés después de que el jueves fuese recibido con silbidos, abucheos e insultos

BEÑAT ARNAIZ

En la víspera de Le Grand Depart, el diario galo Le Monde publicó una carta escrita por Chris Froome en la que el propio ciclista relata cómo ha sido el camino que le ha llevado a la salida del Tour de Francia en la región de País de Loira. En el día después de que el equipo británico, pero especialmente Chris Froome, fuese silbado, abucheado e insultado por el público reunido en la Plaza Napoleón de la pequeña localidad de La Roche-sur-Yon, el cuatro veces vencedor del Tour declara que «sería una derrota personal ganar cualquier carrera basada en una mentira».

Lo que parecía que no iba a tener una solución a corto plazo, en apenas una semana se ha resuelto, no sin veto previo del Tour, el caso de Froome y su exceso de salbutamol durante la Vuelta a España. No han sido meses fáciles para ninguno. Froome veía cómo su imagen y reputación ganada en la carretera se veía manchada por una investigación que nunca debió salir a la luz: «todos los años, otros atletas son notificados por AAF (Resultado Analítico Adverso). Lo explican y se archiva el problema. La diferencia en mi caso es que este proceso confidencial se filtró y se hizo público», relata en su carta.

Nueve meses y medio de documentación entregada por el Sky e investigaciones que se han alargado más de lo deseado hasta el punto que el Tour, con la preocupación de que el supuesto positivo pudiese salir cuando la carrera ya había echado a rodar, decidió vetar la participación del corredor británico el pasado domingo. Veto que tuvieron que retirar al día siguiente cuando la UCI zanjó el tema y absolvió al ciclista.

«La diferencia en mi caso es que este proceso confidencial se filtró y se hizo público»

«Tampoco ha sido fácil para vosotros, aficionados al ciclismo y pueblo de Francia»

Froome también se dirige al público francés: «reconozco que la puesta a punto de esta carrera no ha sido tampoco fácil para vosotros, aficionados al ciclismo y pueblo de Francia que sois el latido del corazón del Tour».

El cuatro veces ganador del Tour siempre ha mostrado públicamente el privilegio que siente vestir el maillot amarillo del Tour de Francia, y así lo sigue sintiendo: «nunca voy a deshonrarlo y mis resultados resistirán al tiempo».

Visto el ambiente hostil en el día de la presentación el jueves, quizá Froome busque la comprensión en el aficionado ciclista mediante esta carta. Le interesa que los ánimos se apacigüen. Hace tres años le arrojaron una bolsa llena de orina en plena etapa del Tour, y el británico ya tiene demasiados rivales en el pelotón como para también tenerlos en las cunetas.

El británico termina su relato contando las pocas horas que quedan para que comience el Tour y sienta «esa magia única que crea Francia entera y tiene como resultado el Tour de Francia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos