DURACIÓN Y TIEMPO

LUCA CORSI

Qué tal, filósofo*: Así que el Tour es una máquina del tiempo desordenado, eh. Te lo leí en una de esas columnas que hacías para Le Monde. Tela. Petit Platon te bautizó l'Equipe. Eres licenciado en Filosofía y escritor. Y ciclista del Tour, en tus ratos libres.

Habrá sido tu etapa favorita. La más larga de este año y no ha pasado nada. Hay gente que se duerme en etapas así y otra gente que se enfada con los que se duermen. Tú tienes una explicación.

Según la etapa, hay veces que no pasan los minutos y otras en que las horas vuelan. Y tú preguntas: ¿Es debido a la realización televisiva que acompaña al espectador en su adormilamiento con el ruido de fondo del ronroneo de los helicópteros? ¿Un efecto de la tibieza estival?

Y respondes: Nada de eso, el telespectador experimenta eso que Henri Bergson (filósofo francés) llama duración. Así, una etapa llana tranquila y otra de montaña emocionante pueden tener un tiempo idéntico con una duración diferente. Esa es la clave, entonces. El personal no distingue el tiempo de la duración y se duerme en el sofá.

Para ti, las etapas como la de ayer sirven para que se te ocurran esa clase de ideas. Para el resto del pelotón, Nietzsche. Tu favorito. Tu tesis fue sobre él porque defiendes que su filosofía explica mejor el deporte moderno que la ideología dominante, heredada del barón de Coubertin, para la que lo importante es participar. No aconsejo la paz, sino la victoria, resumía Nietzsche. Eso es el Tour.

Lo que más me extraña es que vayas pensando en estas cosas y un día no te caigas por un barranco y te partas la crisma. Nada, un abrazo. Sigue pensando y escribiendo, pero por favor mira para adelante. No vayamos a tener un disgusto.

* Guillaume Martin es ciclista del Wanty y licenciado en Filosofía. Es 30° en la general.