Ciclismo

No hubo deshielo entre Hinault y Froome en Brest

Bernard Hinault recibe del director del Tour, Christian Prudhomme, un maillot conmemorativo del 40 aniversario de su primer Tour, conquistado en 1978. / AFP
Bernard Hinault recibe del director del Tour, Christian Prudhomme, un maillot conmemorativo del 40 aniversario de su primer Tour, conquistado en 1978. / AFP

El campeón francés acudió a la salida de la etapa y mantuvo su discurso agresivo contra el Sky y su líder

DV Y AGENCIAS BREST.

Bernard Hinault no dio muestras de arrepentimiento por pedir a los ciclistas un plante por la participación de Chris Froome en el Tour de Francia a consecuencia del «hallazgo analítico adverso» del británico por salbutamol en la Vuelta a España del año pasado.

Hinault, de 63 años, se mostró contundente en la salida de ayer en Brest, en su Bretaña natal, y subrayó que «nunca» ha lamentado lo que dijo en su momento. «¿Lamentar lo que dije? ¡Nunca, de ninguna manera! Todo lo que dije fue la verdad del asunto, y eso es todo».

El ganador del Tour en 1978, 1979, 1981, 1982 y 1985 ya encabezó una huelga de corredores en 1978, «como portavoz», en protesta por los desplazamientos a los que eran sometidos los corredores en cada etapa de aquella edición.

'El Caimán' es de sobra conocido por su personalidad contraria a callarse ante cualquier asunto, por polémico que sea. Respecto al caso de Chris Froome señaló: «Si las autoridades internacionales no lo sancionan, corresponde a los otros ciclistas asumir la responsabilidad. Si los corredores aceptan trampas en la carrera, ese es su problema».

Los comentarios de Hinault fueron tachados de «irresponsables y mal informados» por parte del equipo Sky. Preguntado por si se ha producido algún acercamiento con el equipo británico, Hinault aseguró que ese hecho no se iba a producir, y que realmente no le hace «ninguna falta. Nadie me llamó para decirme que lo que dije fuese incorrecto. Tienes que defenderte en la vida, pero lo han olvidado.

El quíntuple ganador del Tour se dio un baño de masas en la salida y tuvo tiempo para dar su opinión sobre el desarrollo de la carrera.

«No hay un favorito»

Hinault aseguró que si el equipo Movistar «sabe utilizar a sus tres líderes, podría tener sus opciones», pero afirmó que no ve un claro favorito para el maillot amarillo en París, sino «cuatro o cinco nombres» de aspirantes.

«No hay un verdadero favorito; hay cuatro o cinco. Richie Porte estuvo muy bien el año pasado, y, si no se hubiera caído, ¿quién sabe? Tom Dumoulin aún no ha sacado sus cartas, pero también es capaz de ganar», dijo.

Hinault se refirió al Movistar. «También pueden tener opciones Alejandro Valverde, Mikel Landa y Nairo Quintana. Este último ha terminado segundo dos veces ante Froome en el Tour. Si encuentran la forma de usar a los tres, tienen posibilidades», señaló.

La leyenda bretona sigue siendo el último francés ganador del Tour, en el año 1985, y, respecto a las opciones de sus compatriotas, cree que Bardet tiene algunas cartas que jugar. «Bardet tiene solo una oportunidad de ganar, y consiste en compensar la diferencia en los descensos. Es el único lugar donde él es mejor que los demás. En las escaladas no lo dejarán ir», agregó. El pinchazo que sufrió el líder del AG2R al final fue un contratiempo más para la gran esperanza local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos