Ciclismo

Quinta de Enrique Sanz y quinta del Euskadi-Murias

Sanz se impone en la meta de Sobral de Monte Agraço. / F.P.C.
Sanz se impone en la meta de Sobral de Monte Agraço. / F.P.C.

El navarro se impone en la primera etapa del Trofeu Joaquim Agostinho y Gari Bravo aspira a la general

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

Enrique Sanz (Euskadi-Murias) ganó la primera etapa del GP Internacional Torres Vedras-Trofeu Joaquim Agostinho, la quinta victoria para el navarro y la quinta de su equipo en este 2019.

«Veníamos con la idea de hacer bien esta etapa, aunque con dudas porque he retomado ahora los entrenamientos después de un descanso. La llegada era dura, de las que me gustan, se ha subido a un ritmo fuerte, y he podido rematar el trabajo sobre todo de Urko Berrade que ha sido clave para coger a los escapados. La victoria va para el equipo y para mis padres que hoy estaban presentes en la meta. Cara a la general, tenemos bien a Gari Bravo y vamos a ver si podemos trabajar para conseguir un buen resultado».

CLASIFICACIÓN | Giro Rosa (8ª etapa)

PuestoDeportistaEquipoTiempo
1Elisabeth BanksBigla3h38.17
2Leah Thomas Biglaa 30
3Soraya Paladin Alè Cipollinia 30
4Malgorzata JasinskaMovistara 30
5Sofie De Vuyst Park. Valkenburga 32

Mikel Aristi, Urko Berrade, Gari Bravo, Mario González y Juan Antonio López-Cozar completan el equipo, bajo la dirección de Rubén Pérez. Mikel Aristi, con problemas estomacales, no pudo disputar la victoria, mientras que Mario González se veía perjudicado por una caída final.

Una fuga de cinco ciclistas marcó la etapa y no fue neutralizada hasta a falta de ocho kilómetros. En la llegada, en ligera pendiente, Sanz imponía su velocidad en una línea de meta en la que Cyril Barthe alzó los brazos el año pasado. El ciclista de Orkoien sumaba su quinta victoria de la temporada, las mismas que acumula la formación vasca de Jon Odriozola: tres etapas en la Volta ao Alentejo, una en la Vuelta a Castilla y León y la de ayer.

Santesteban cede un puesto

Elisabeth Banks (Bigla) se hizo con la octava etapa del Giro de Italia, que acabó en Maniago tras 133 kilómetros bajo un diluvio. Aventajó en 30 segundos a las nueve ciclistas que habían completado la fuga del día, a las que atacó a ocho de meta. Entre ellas estaba Soraya Paladin (Alè Cipollini) que ascendió a la séptima plaza de la general, con lo que Ane Santesteban cayó un puesto y ahora es duodécima.

La carrera, que acaba mañana, finaliza hoy en la cima de Malga Montasio, a 1.546 metros de altitud, donde Annemiek Van Vleuten debería mantener la maglia rosa.