CICLISMO

Prades remata un año de diez

Todo el equipo Murias sube a hombros a Eduard Prades, ayer en Estambul./: PHOTO GOMEZ SPORT
Todo el equipo Murias sube a hombros a Eduard Prades, ayer en Estambul. / : PHOTO GOMEZ SPORT

El corredor catalán da al Euskadi-Murias el triunfo en la general final de la Vuelta a Turquía, carrera del World Tour

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

En el Hipódromo de Constantinopla, Eduard Prades redondeó ayer de forma espectacular la temporada del Euskadi-Murias. El tarraconense se anotó la victoria final en la Vuelta a Turquía al desbancar en la última etapa al anterior líder, Andrey Lutsenko (Astana) gracias a los seis segundos de bonificación por su segundo puesto en la meta de Estambul -donde ganó Sam Bennett (Bora)-, con lo que igualó al kazajo, y al mejor puestómetro, que le dio el primer puesto de la general con el mismo tiempo que su rival.

Es el décimo triunfo de la temporada para el equipo Murias, cifra con la que no soñaba ni el mismísimo Jon Odriozola. Pero además es una victoria de relumbrón, ya que se trata de una carrera del World Tour, la máxima categoría del ciclismo internacional. Algo que no sucedía -que un corredor de fuera del World Tour ganase una general final de una vuelta de la máxima categoría- desde 2011, cuando Juanjo Cobo ganó la Vuelta a España. Es la segunda de estas características para su equipo, tras la etapa de la Vuelta a España de Óscar Rodríguez en La Camperona. Para Prades también es el segundo triunfo, ambos en clasificaciones generales, ya que en mayo se anotó la Vuelta a Noruega.

LA CIFRA

2 victorias World Tour
entre las diez que ha sumado el Euskadi-Murias en la temporada: la Vuelta a Turquía y una etapa de la Vuelta a España (Óscar Rodríguez). Julen Irizar ganó el GP Nacional 2 luso.

La llegada de la etapa de ayer fue la misma de los últimos años en Estambul, sobre un enrevesado circuito por las calles que fueron el corazón del Imperio Otomano. La carrera subió desde la orilla del mar de Mármara, justo antes de convertirse en el Bósforo, hasta Sultan Ahmet, bordeando la Mezquita Azul y dando el giro completo al Hipódromo. En ese final de recargado sabor oriental, Sam Bennett se adelantó a los acontecimientos con pragmatismo anglosajón, esquivó la inevitable caída y ganó. Prades se las arregló para colocarse en el sprint y logró el segundo puesto que necesitaba. Lutsenko, incapaz de descifrar las sutilezas bizantinas, acabó en el puesto 13 sin entender muy bien cómo se le pudo escapar la victoria.

«Era muy complicado e incluso decía a todos que no apostaran por mí, pero ha salido perfecto» Eduard Prades , Ciclista del Euskadi-Murias

«Llevamos el nombre de Euskadi y es hora de exigir un reconocimiento y un apoyo a este proyecto» Jon Odriozola, Mánager del Euskadi-Murias

Las diez victorias del Euskadi-Murias son las tres citadas más la del bergararra Julen Irizar en el GP Nacional 2 en Portugal, Jon Aberasturi y Mikel Bizkarra en Aragón, Cyril Barthe en Torres Vedras y el campeonato de Francia sub 23, Enrique Sanz en la Vuelta a Portugal y Fernando Barceló en el Tour del Porvenir.

«Si no se ha entendido...»

Tras la victoria, Prades era un hombre feliz. Su jefe, Jon Odriozola, reivindicativo: «Con nuestra humildad, hemos sido capaces de conseguir en un año lo que Euskaltel-Euskadi en diez, con muchísimo trabajo y muchos menos recursos. Hemos ganado a lo grande en la Vuelta España. Hemos ganado una vuelta Hors Catégorie y una vuelta World Tour. Llevamos el nombre de Euskadi y representamos a toda Euskal Herria. Si eso no lo ha entendido la gente que tiene que entenderlo, es hora de exigirles un reconocimiento y un apoyo a este proyecto. Gracias a los cientos de mensajes de agradecimiento y a las marcas que nos apoyan. Seguiremos llevando este proyecto a lo más alto pero, como siempre, necesitamos el apoyo de todos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos