Ciclismo

El poder del Sky doblega al Tour

Chris Froome, de amarillo en el podio de la etapa del Tour que acabó en el Izoard el año pasado. / EFE

Froome logra su absolución en la Agencia Mundial Antidopaje y correrá desde el sábado en Francia

I. I.SAN SEBASTIÁN.

En una demostración impactante de poder, Chris Froome (Sky) ha conseguido que la UCI archive el caso abierto por el resultado adverso con salbutamol (ventolín) en un control antidopaje de la Vuelta a España de 2017. La máxima instancia del ciclismo mundial, apoyada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), ha tenido que claudicar ante el arsenal de medios puestos sobre la mesa por el Sky, el equipo más fuerte del mundo, que ha doblegado la voluntad del Tour. Menos de 24 horas después de que la carrera francesa anunciase que no admitiría al británico en la salida, el Sky gana la guerra por tierra, mar y aire: conserva las victorias en la Vuelta 2017 y en el Giro 2018, y derrota al Tour en los tribunales. La Grande Boucle, tocada por el golpe de efecto, presentó ayer mismo la rendición y confirmó que Froome estará con el dorsal número 1 el sábado en la salida de la Vendée. «¡Todo esto para nada!», lamentó el director, Christian Prudhomme, al reconocer su derrota.

La clave de la absolución ha residido en el formidable equipo de defensa que ha construido el tetracampeón del Tour, liderado por el carísimo abogado británico Mike Morgan (el de Contador y Sharapova, entre otros). Ha reunido un grupo científico de excepción y se calcula que solo en pruebas periciales han gastado diez millones de euros.

80.000 páginas

Un total de 80.000 páginas de contenido científico constituyen el alegato de defensa del corredor, ante lo que la AMA, con su gigante equipo legal y científico, se ha visto obligada a desistir y comunicar a la UCI que, basándose en los «hechos específicos del caso, las muestras de Chris Froome no constituyen un resultado adverso». Asume la tesis del corredor de que el resultado adverso fue consecuencia de un uso permitido del medicamento.

Dado que debido a la magnitud y la complejidad científica del caso Froome y la UCI acordaron llevarlo directamente ante la AMA, la instancia superior, se agota la vía legal y no cabe recurso. Froome está absuelto y puede seguir corriendo.

Tal ha sido la presión de los abogados del líder del Sky, que la UCI, en un comunicado con un lenguaje lo más enrevesado y frío posible, no ha podido resistirse a la tentación de deslizar que ha zanjado el caso tras un largo camino en el que han intervenido expertos en medio de una dura batalla en los despachos.

Desde que el 13 de diciembre se comunicó el «resultado adverso» del análisis de Froome tras la etapa de Santo Toribio de Liébana, la UCI informó de que se había encontrado un valor de 2.000 nanogramos por mililitro, el doble de lo permitido. Ayer se confirmó que durante el proceso ante el Tribunal Antidopaje de la UCI, Froome y el Sky lograron corregir esa cifra y, debido a los niveles de deshidratación del cuerpo, fijarla en 1.190 nanogramos por mililitro, por encima de los mil permitidos, pero un 19%, y no el doble como se ha entendido desde el principio.

En el comunicado de la UCI también se lee uno de los principales argumentos que le han obligado a no sancionar: «La UCI tenía que garantizar que el Sr. Froome tuviera un proceso justo, como lo hubiera hecho con cualquier otro corredor, y que se emitiera la decisión correcta». Es decir, no podía arriesgarse a sancionar y encontrarse con un nuevo proceso, esta vez en la justicia ordinaria, con reclamaciones multimillonarias. Cree que es «un desenlace justo para un caso complejo».

Un juez experto

El peso de la resolución de la UCI es importante, dado que viene motivado y avalado por el juez de la AMA Ulrich Haas, y el alemán es uno de los padres del código mundial antidopaje, que queda tocado tras el caso.

«Hay que cambiar las reglas del antidopaje», clamó Prudhomme. La realidad es que la AMA no ha podido desentrañar una norma redactada por ella misma, que no considera dopaje el salbutamol, que no prevé suspensión cautelar ante un resultado adverso y que admite que hay discrepancias científicas sobre la sustancia. Demasiados resquicios para sujetar a un equipo de abogados de élite con recursos ilimitados.

Posiblemente, el caso acarreará una revisión de la regla, pero el sábado el británico inicia la persecución de su quinto Tour, el que le igualaría con Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain.

Nota de la UCi

La Unión Ciclista Internacional (UCI) confirma que los procedimientos antidopaje relacionados con el Sr. Christopher Froome se han cerrado.

El 20 de septiembre de 2017, se notificó al Sr. Froome que una muestra recogida durante la Vuelta a España el 7 de septiembre de 2017 contenía una concentración de salbutamol superior a 1.000 ng / ml.

La Lista Prohibida de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) establece que se permite el salbutamol inhalado sujeto a una dosis máxima de 1.600 microgramos durante 24 horas, que no exceda los 800 microgramos cada 12 horas (el uso permitido), y que una concentración en exceso de 1.000 ng / ml es un hallazgo anormal que se presume que no es el resultado de un uso permitido. La Lista de Prohibiciones de la AMA estipula además que el atleta puede establecer que su resultado anormal fue consecuencia de un uso permitido, en cuyo caso no se considerará Resultado Adverso Analítico (AAF).

La UCI instigó procedimientos disciplinarios de conformidad con las Reglas Antidopaje de la UCI (ADR), durante los cuales el Sr. Froome ejerció su derecho a demostrar que su resultado anormal fue consecuencia de un uso permitido. El proceso comenzó con una fase probatoria, con la UCI y el Sr. Froome acordando que el Tribunal Antidopaje de la UCI decidiría si se podía proporcionar cierta información al Sr. Froome en la preparación de su defensa. La UCI ya solicitó el asesoramiento de la AMA en esa etapa, durante la cual se presentaron un número significativo de informes de expertos y científicos en nombre del Sr. Froome.

Después de la fase probatoria, el Sr. Froome solicitó información adicional de la AMA sobre el régimen de salbutamol. Después de recibir la información de la AMA, el Sr. Froome presentó su explicación del resultado anormal el 4 de junio de 2018, junto con evidencia pericial adicional significativa.

La UCI ha considerado todas las pruebas relevantes en detalle (en consulta con sus propios expertos y expertos de la AMA). El 28 de junio de 2018, la AMA informó a la UCI de que aceptaría, sobre la base de los hechos específicos del caso, que los resultados de la muestra del Sr. Froome no constituyen un AAF. A la luz del inigualable acceso de la AMA a la información y la autoría del régimen de salbutamol, la UCI decidió, en función de la posición de la AMA, cerrar el proceso contra el Sr. Froome.

Mientras que la UCI habría preferido obviamente que el proceso hubiera finalizado a principios de la temporada, tenía que garantizar que el Sr. Froome tuviera un proceso justo, como lo hubiera hecho con cualquier otro corredor, y que se emitiera la decisión correcta. Habiendo recibido la postura de la AMA el 28 de junio de 2018, la UCI preparó y emitió su decisión razonada formal lo más rápido posible dadas las circunstancias.

La UCI entiende que habrá una discusión significativa de esta decisión, pero desea tranquilizar a todos los involucrados o interesados en el ciclismo que su decisión se basa en opiniones de expertos, el consejo de la AMA y una evaluación completa de los hechos del caso. La UCI espera que el mundo del ciclismo ahora pueda enfocarse y disfrutar las próximas carreras en el calendario ciclista.

Más

 

Fotos

Vídeos