Ciclismo

Mikel Landa no se recupera a tiempo para Gran Bretaña pero piensa en el Mundial

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA SAN JAVIER.

Mikel Landa no se ha recuperado a tiempo para disputar el Tour de Gran Bretaña, que comienza el domingo. Pero mantiene las esperanzas en estar el último domingo de septiembre en el Mundial de Innsbruck (Austria), que presenta un recorrido para escaladores.

Dos caídas han roto los planes y tres huesos del ciclista alavés. El primer tropiezo fue en el Tour, en la etapa del pavés. Y la puntilla vino una semana después de llegar a París, en la Clásica de San Sebastián. Ben King provocó una montonera que Landa no pudo evitar. Golpe sobre golpe. Las pruebas médicas detectaron al principio la fractura de una vértebra lumbar y de una costilla. A esa lista se sumó luego otra costilla.

Pese al dolor, el corredor de Murgia inició de inmediato la rehabilitación en Vitoria. Tras unos días de tratamiento se subió al rodillo. Las molestias continuaban. Tuvo que renunciar a la Vuelta a España. Quedaba el Mundial. Y para prepararlo, necesita competir. Se fijó como objetivo el Tour de Gran Bretaña, una ronda de ocho días. Una buena alternativa. Landa ha mejorado y ya rueda sobre la bicicleta, pero el dolor reaparece cuando acumula kilómetros. No ha llegado a tiempo para la prueba británica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos