LA PRÓRROGA

Del mercante, al volante naranja

Bergararra. Yon Suinaga posa ayer en Arrasate junto al libro que presenta mañana en Derio. / MORQUECHO
Bergararra. Yon Suinaga posa ayer en Arrasate junto al libro que presenta mañana en Derio. / MORQUECHO

El bergararra Yon Suinaga presenta mañana el libro sobre la vida de Miguel Madariaga y el equipo Euskadi, nacido hace 25 años

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Yon Suinaga (Bergara, 1967), ingeniero electrónico de profesión, tiene dos pasiones: escribir y el ciclismo. Hace un año decidió aunar ambas para escribir el libro que mañana se presenta en el Aula Pedagógica de Derio. Lo que iba a ser una obra sobre el equipo Euskaltel y la Fundación Euskadi, ha terminado siendo, también, una biografía: 'Miguel Madariaga, Convirtiendo sueños en realidad'.

En sus distintos apartados, intervienen, entre otros, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Marino Lejarreta, Miguel Indurain, Abraham Olano, Pedro Delgado, Mikel Landa, el que fuera director del Tour de Francia, Jean-Marie Leblanc, o el exlehendakari Ibarretxe. Salvo al belga y los franceses, a la mayoría se le espera en el acto de mañana (12.00) en Derio, coincidiendo con los 25 años de la Fundación Ciclista y los 20 del aula pedagógica. Una hora después, se homenajeará a Igor Antón.

Todo comenzó en octubre de 2017. Suinaga, que corrió en bici de alevín a juvenil -en la época de los Xabier Aldanondo, Xabier Carbayeda, José Antonio Martiarena, Iñaki Murua, Aitor y Jon Garmendia, Gaxento Oñederra...-, «quería escribir un libro sobre ciclismo, y pensé hacerlo sobre Euskaltel-Euskadi. Se lo planteé a Madariaga, y me dijo que lo tenía que pensar. Al día siguiente me dijo que adelante».

En el libro intervienen, entre otros, Merckx, Delgado, Indurain, Olano, Hinault, Landa...

Aceptada la propuesta, «comenzamos a navegar sin un rumbo fijo...». Pronto, su «idea inicial» sobre el equipo naranja se centró en la figura de su 'alma mater'. «La vida de Miguel da para un libro: con 16 años se subió a un mercante y pasó tres años en la mar, luego hizo la mili, donde trabó amistad con 'El Cordobés' en Madrid e iba a los toros, trabajó de taxista, abrió una consulta de masaje en Mungia, fue chófer de diputación... Y por último llegó la Fundación Euskadi».

Por su consulta de masaje fueron pasando los corredores de la zona y también futbolistas del Athletic como Genar Andrinua y Juanjo Elgezabal, que también han colaborado en el libro.

El ciclismo se subió a su taxi

De hacer carreras en el taxi a ponerse al volante de equipos ciclistas fue un paso lógico que respondió «al carácter inquieto de Miguel»... Empezó en el Piensos Goimar juvenil, y siguió con los más conocidos Olsa, Teka, Super Ser, Beyena, Avsa, La Fortaleza... «Yo desconocía que en el Olsa dirigiera a Javier Elorriaga o Javier Mínguez, o a Marino Lejarreta en el Super Ser...». Unos años después, en el Avsa, dirigió a Abraham Olano. Y en Fortaleza, vivero de Euskaltel, a los Roberto Laiseka, Aitor Osa, Bingen Fernández, Gorka Gerrikagoitia...

A lo largo de 273 páginas y 250 fotografías, Suinaga recoge testimonios de cerca de 50 personas. «El 80% de las entrevistas han sido con un café, otras por teléfono. Me motivaba poder estar con los protagonistas», explica el bergararra, que hace cinco años publicó su primera novela, 'Allende los mares'.

En su libro, reserva entre una y cuatro páginas a cada entrevistado para que cuente «su experiencia con Miguel, sus recuerdos del equipo, anécdotas...». Los mayores descubrimientos del autor los ha encontrado en el propio Madariaga. «A Merckx lo conoció en el taxi». Era 1971, y el 'Caníbal' llegó a Bilbao para inaugurar la sede del club SVAC, en Santutxu. Imaginen el taxista que fue a buscarle al aeropuerto. «Madariaga fue su chófer durante los cuatro días que estuvo por aquí», apunta Suinaga.

Con Luis Ocaña como el otro principal invitado, se montó un doble critérium: en el cicuito de Txurdinaga, alzó los brazos Merckx, que al día siguiente en la cima de Sollube confundió la pancarta de montaña con la de meta, lo que dio la opción al conquense para superarle en la llegada. «Le sentó fatal su error. Madariaga recuerda que Merckx iba tan enfadado, que solo quería llegar al hotel». Así surgió una relación afianzada a base de coincidir en las carreras ya como mánager de Euskaltel-Euskadi.

Así como la escuadra «era el equipo de todos los vascos», Suinaga es consciente de que «Miguel también ha tenido sus detractores, pero he encontrado una gran predisposición por parte de las personas a las que propuse aparecer en el libro». Leblanc, que al igual que Hinault destaca la aportación de Euskaltel-Euskadi al Tour, asegura que «en general se llevó mal con los equipos españoles, pero guarda mucho cariño a Miguel», quien mañana tendrá su libro.

 

Fotos

Vídeos