Ciclismo

El Lizarte podría sacar equipo Continental Profesional

40 Memorial Valenciaga, en Eibar. Llega el ganador, Iñigo Elosegui (Lizarte). /Mikel Askasibar
40 Memorial Valenciaga, en Eibar. Llega el ganador, Iñigo Elosegui (Lizarte). / Mikel Askasibar

La formación navarra tiene avanzadas las negociaciones con un patrocinador para estar en la carretera la próxima temporada

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

El Lizarte podría sacar equipo Continental Profesional la próxima temporada. El conjunto navarro de aficionados tiene muy avanzadas las negociaciones para dar el salto, pero falta lo más importante: la firma. «No tenemos nada», asegura su responsable, Manolo Azcona, «porque falta el dinero». Sin embargo, el histórico técnico navarro reconoce que «se ha estado negociando con una empresa y va todo bien, pero yo prefiero decir que no tengo nada porque falta lo más importante».

La intención es que este nuevo equipo Continental Profesional -la segunda división del ciclismo mundial, la misma de Euskadi-Murias, Caja Rural y Burgos- esté en la carretera ya la próxima temporada. «Sí, la idea es para 2020», confirma Azcona.

El proyecto deportivo del Lizarte está negociado y entregado ya en la empresa patrocinadora y falta por que se concrete todo en una última reunión resolutiva. El proyecto es para un equipo es esa categoría. Se espera que la respuesta llegue en breve, incluso en un plazo de días, confía Azcona. «En las fechas en que estamos es necesario saberlo ya, porque hay ciclistas que tocar».

La apuesta del Lizarte por promover un equipo Continental Profesional es decidida. «No queríamos, ni Juanjo Oroz ni yo, un Continental. Pensamos que no tiene sentido en España, por la falta de calendario, apenas 15 días de competición».

Si finalmente se concreta el nuevo equipo -«no tenemos nada», insiste prudente Azcona- el conjunto de aficionados se mantendría. «Por supuesto, sería una barbaridad que no fuera así, con la cantera que tenemos. En los últimos diez años ahí está el número de corredores de nivel que hemos pasado arriba». La lista es larga y en ella se incluye sin ir más lejos el último ganador del Giro de Italia, Richard Carapaz. Y también otros como Óscar Rodríguez, Castrillo, Samitier, Andrey Amador, Carretero...

Juanjo Oroz, el director del equipo Lizarte, que estos días disputa el Giro de Italia sub 23, está ilusionado con este proyecto y sería el responsable del nuevo equipo profesional. Es un técnico muy bien considerado dentro del mundo ciclista y su paso al profesionalismo era cuestión de tiempo, en este proyecto o en algún otro.

Relación con Movistar

Si la firma patrocinadora, importante, da el visto bueno definitivo y el equipo sale a la carretera, el Lizarte se verá abocado a modificar su relación con el Movistar del World Tour, para el que ejerce como una especie de filial actualmente. Azcona desvela que «ya hemos informado a Eusebio Unzue de cómo están las cosas, queríamos que lo supiera. Si al final sale, con el equipo de aficionados en vez de ser filial de Eusebio seríamos filial nuestro».

El nuevo equipo profesional se nutriría en parte del actual conjunto de aficionados -uno de los punteros, si no el que más, del panorama estatal-, lo que obligaría a reinventar la formación élite y sub 23, privada de sus mejores elementos. Uno de los más prometedores, el zierbenarra Iñigo Elosegi, correrá con el Movistar.

La irrupción del nuevo equipo vendría a modificar de forma importante el panorama del pelotón estatal, con una cuarta formación Continental Profesional por debajo del Movistar del World Tour. Compartiría categoría con el Caja Rural (que también sustenta un potente equipo de aficionados), Euskadi-Murias y Burgos-BH.

No sería el más modesto de los cuatro y, aunque eso podría dificultar a alguno de los otros tres el fichaje de determinados amateurs, sería una gran noticia para el ciclismo vasco porque aumentarían las opciones para sus corredores, con dos equipos navarros más el Murias.