Ciclismo

Fundación-Orbea ejecuta el primer paso para ser ProTeam en 2020

La UCI dio a conocer los 17 equipos que siguen adelante en el proceso de entrar en la segunda división mundial, con el conjunto vasco entre ellos

Beñat Arnaiz
BEÑAT ARNAIZSAN SEBASTIÁN.

La Unión Ciclista Internacional dio a conocer ayer los diecisiete equipos que se mantienen en la pugna por tener licencia ProTeam el año que viene -hasta ahora llamada Continental Pro- y la Fundación-Orbea figura en la lista como candidato a ascender a la segunda categoría del ciclismo mundial. Hasta ahora, el conjunto vasco presidido por el corredor alavés Mikel Landa ha corrido en Continental y ha decidido dar el salto y aspirar a competir en grandes carreras del calendario.

Era un secreto a voces la intención de la Fundación Euskadi de presentar candidatura para ascender de nivel, y si se cumple todo el proceso, la formación naranja ocupará el vacío que dejará a final de año el Euskadi-Murias en la categoría, que anunció el lunes su disolución al no poder lograr medios para seguir creciendo en su proyecto. Para esta primera criba la Fundación Euskadi ha tenido que pagar un canon, presentar contratos de patrocinios y los de al menos diez corredores ya firmados para el próximo curso.

El anuncio por parte de la UCI también ha servido para desvelar el nombre oficial del equipo, que será Fundación-Orbea después de que en los últimos dos años haya sido el de Fundación Euskadi. Este cambio muestra la apuesta que ha hecho la marca de bicicletas por estar muy visible en este avance del proyecto y seguir haciéndolo crecer, ya que Orbea y la Fundación siempre han ido de la mano.

Si se confirma el salto, la formación naranja podrá participar en la Itzulia y en la Clásica

Este ascenso de categoría supondrá que el equipo vasco podrá aspirar a competir en las mejores carreras del ciclismo mundial, aunque su participación en ellas dependerá más de las invitaciones que cada organización pueda repartir que del rendimiento deportivo que tenga la Fundación-Orbea. La UCI ha cambiado su composición de divisiones y el sistema de participación en las carreras WorldTeam -hasta ahora WorldTour- para el próximo año 2020, aunque los vascos, en principio, no tendrán problemas para estar en la Itzulia y en la Clásica San Sebastián. En estos casos, además de los equipos WorldTeam, la organización tiene la obligación de invitar a los dos equipos ProTeam mejor clasificados la pasada temporada y la libertad de ofrecer la wildcard a un máximo de cinco escuadras más en el caso de la vuelta por etapas y cuatro en el de la prueba de un día.

Sin embargo, estar en la salida de la próxima Vuelta en Utrecht (Países Bajos) será una tarea más complicada. En las grandes vueltas de tres semanas -Giro, Tour y la propia ronda española- correrán 22 equipos: todos los WorldTeam, los dos mejores ProTeam y otros dos invitados de la segunda categoría.

20 WorldTeam en la prelista

Sin embargo, la UCI también anunció los equipos que se han inscrito para ser WorldTeam el año que viene. La previsión era tener 18, con el Cofidis entrando por el Katusha. Sin embargo, esta semana el Israel Cycling Academy ha anunciado la fusión con el equipo ruso y su intención de estar en la élite. Por lo tanto, ya son diecinueve. Pero el Arkea, que contará con Nairo Quintana en sus filas, también ha presentado candidatura y luchará por ser de primer nivel. Hay 20 equipos en la prelista y la UCI deberá decidir qué hacer. En el caso de admitir a todos, quedarían dos plazas menos para equipos invitados en las grandes vueltas.

Pero este paso a ser ProTeam también exigirá que la Fundación-Orbea aumente su estructura. Necesitará contar con un mínimo de veinte corredores -y un máximo de treinta-. Por el momento, Mikel Iturria, Mikel Aristi, Julen Irizar, Garikoitz Bravo y Mikel Bizkarra harán su trasvase del Euskadi-Murias a la Fundación-Orbea.

Caja Rural seguirá siendo ProTeam. El que no está en la lista es el Burgos BH, pero esto no quiere decir que en la definitiva no termine confirmando un año más su presencia en la segunda categoría.