Ciclismo

Evenepoel, un fenómeno anda suelto

Remco Evenepoel celebra su triunfo ayer./DION KERCKHOFFS
Remco Evenepoel celebra su triunfo ayer. / DION KERCKHOFFS

El campeón mundial contrarreloj juvenil era el capitán de la selección belga sub 17 de fútbol hasta hace un año y ya ha fichado por el Quick-Step

IÑAKI IZQUIERDOSAN SEBASTIÁN.

Mediocentro poderoso, Remco Evenepoel era hasta hace un año el capitán del Anderlecht y de la selección sub 17 de Bélgica. «Pero la pasión había desaparecido, vi que el fútbol no era mi mundo y decidí dejarlo». A principios de 2017 colgó las botas, en abril cogió la bici y ayer ganó el Mundial contrarreloj juvenil cumpliendo todos los pronósticos.

Evenepoel (Schepdaal, Flandes, 25 de enero de 2000) ha irrumpido en el mundo del ciclismo como una apisonadora. Este año, ha ganado el campeonato de Brabante Flamenco contrarreloj y en línea, el campeonato de Bélgica contrarreloj y en línea y el campeonato de Europa contrarreloj y en línea. «Me falta el Mundial para llegar a los ocho títulos», dijo a l'Equipe antes de la carrera de ayer. Ganó y ya suma siete. Mañana vuelve a escena, en la prueba en línea.

Junior masculino (CRI, 27,7 km
)
1. Remco Evenepoel (Bélgica) 33
15
2. Lucas Plapp (Australia) a 1
23
3. Andrea Piccolo (Italia) a 1
37
22. Carlos Rodriguez (España) a 3
25
51. Ivan Cobo (España) a 5
11
Elite femenino (CRI, 27,7 km
)
1.Annemiek Van Vleuten (Holanda) 34
25
2
Anna Van Der Breggen (Holanda) a 29
3. Ellen Van Dijk (Holanda) a 1
25
30. Mavi García (España) a 4
09

Por supuesto, en Bélgica ya le llaman el 'nuevo Merckx', apelativo capaz de arruinar la carrera de cualquiera. Pero Evenepoel parece distinto. En la crono del campeonato belga fue más rápido que todos los sub 23 y solo uno, el campeón, empleó menos tiempo que él en el Europeo, el italiano Edoardo Affini. Tiene una planta soberbia sobre la bici. El mascarón de proa del ciclismo belga, el Quick-Step, no podía dejar pasar la oportunidad y le firmó un contrato de dos años.

Jugó de mediocentro en el Andelecht, en el PSV Eindhoven y en el Malinas antes de colgar las botasEn el Europeo mejoró el tiempo de todos los sub 23 menos el del campeón, el italiano Affini

La idea era que en 2019 se foguease en el equipo Continental americano que gestiona Axel Merckx, pero le llegó una oferta del Sky y el Quick-Step reaccionó para incorporarle directamente al primer equipo, por dos temporadas más otras dos opcionales. Ayer arrolló a sus rivales, y ganó con 1:23 sobre el australiano Lucas Plapp y 1:37 sobre el italiano Andrea Piccolo. A 49,979 de media en un recorrido 27,8 kilómetros.

«¿Por cuánto va a ganar?»

El seleccionador francés de juveniles, Julien Tholet, cuenta en ese mismo reportaje en l'Equipe que «antes de las carreras la pregunta no es si va a ganar, sino cuándo va a atacar y por cuánto va a ganar». Los datos demuestran la pertinencia de las preguntas del entrenador galo. En el campeonato de Bélgica sacó cuatro minutos y medio al segundo. En el de Europa, atacó a cien kilómetros de meta y llegó con diez minutos de ventaja sobre el suizo Alexandre Balmer, resignado medalla de plata.

Su carrera futbolística prometía. Captado desde niño por el Anderlecht, con 11 años le fichó el PSV Eindhoven holandés, aunque tres años más tarde regresó al equipo de Bruselas. Tras una lesión -en la que sintió que «el Anderlecht no confiaba al 100% en mí»- fichó por el Malinas, pero nada más debutar lo dejó. «Me ofrecieron un puesto en el primer equipo y un contrato profesional, pero la pasión había desaparecido. Mis compañeros no entendieron mi elección, pero sentía que debía hacer otra cosa».

No es el único ciclista que ha jugado a fútbol. Axel Merckx militó en el Anderlecht y Greg Van Avermaet fue portero del Beveren. Enrico Gasparotto estuvo a prueba con el Milan.

Hijo del exprofesional Patrick Evenepoel (que corrió en el Collstrop y el Histor en los 90), se pasó al ciclismo. El 2 de abril del año pasado se puso un dorsal por primera vez. Acabó el 71, pero dos meses después ganó su primera carrera. Acabó 2017 con siete victorias y fue seleccionado para el Mundial de Bergen (Noruega), pero tuvo que abandonar tras caerse tres veces.

Después del Mundial, Evenepoel dará el salto a profesionales con el Quick-Step, con lo que su doble condición de belga y de figura en potencia hará que se redoble la presión. Se lo toma con calma: «En mi primer año correré poco, carreras pequeñas, y me entrenaré para ver cómo reacciona mi cuerpo en montaña, en cronos... Me gustan las grandes vueltas». Un fenómeno anda suelto.

 

Fotos

Vídeos