Ciclismo

Euskadi pierde la Emakumeen Bira pero aspira a una Itzulia femenina

JUDITH ROMEROSAN SEBASTIÁN.

La Emakumeen Bira, la prueba ciclista por etapas más antigua del panorama internacional femenino, no se celebrará en 2020. Con un recorrido de casi 500 kilómetros, cuatro etapas y grandes estrellas del pelotón mundial en su última edición, la carrera vasca del ciclismo femenino de élite ha desaparecido del calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI). Además del «cansancio» de los organizadores, la cancelación tiene un trasfondo económico. Si la aportación del Gobierno Vasco para la Emakumeen Bira en 2018 fue de 11.456,23 euros, pruebas masculinas como la Itzulia o la Clásica de San Sebastián reciben cada año una aportación fija de 220.000.

La dirección de Deportes del Ejecutivo autonómico sostiene que Iurretako Emakumeen Bira Ziklismo Kirol Elkartea no ha traspasado la prueba a Organizaciones Ciclistas Euskadi (OCETA), como se habría acordado en 2018. De esta forma, el Ejecutivo plantea la creación de una nueva carrera nombrada Emakumezkoeen Itzulia que, como ya ocurre con las masculinas, sea organizada por OCETA. No obstante, las mujeres no podrían subirse a las bicicletas en 2020, ya que la prueba se incorporaría al UCI Women's World Tour en 2021.

«Si no hay pasta, no hay carrera», declaró Agustín Ruiz en julio. El coordinador de la Bira señala que la carrera debería contar con una subvención fija, tal y como ocurre en las pruebas masculinas. Además, Ruiz sostiene que «los planes de ETB y el Gobierno Vasco» consisten en que la prueba coincida con la Itzulia masculina para celebrar ambas pruebas «al menor coste posible».

Si bien las etapas de la Emakumeen Bira tienen menos kilómetros que las masculinas y en cada equipo participa una corredora menos, la diferencia de financiación entre estos eventos de élite supone un 95% menos de apoyo para las mujeres.