Cuclismo

El Murias gana en Alentejo, donde hace tres años todo era distinto

Enrique Sanz levanta los brazos al cruzar la línea de meta./EFE
Enrique Sanz levanta los brazos al cruzar la línea de meta. / EFE

Enrique Sanz se impone al sprint en la primera etapa de la ronda portuguesa, donde el equipo estrenó su palmarés en 2016 con Imanol Estévez

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Mucho han cambiado las cosas desde que el Euskadi-Murias estrenó su palmarés en la primera etapa de la Vuelta al Alentejo de 2016. El ganador de aquel día, Imanol Estévez, ya ha dejado el ciclismo. Y el equipo ha dado un salto de gigante en este tiempo. Aquel triunfo de un modestísimo conjunto Continental tuvo la épica de las hazañas imposibles. El que logróeste jueves Enrique Sanz en la jornada inaugural de la ronda portuguesa tuvo el valor del deber cumplido. Tras la exitosa campaña pasada, un Continental Profesional solvente como el Euskadi-Murias debe ser capaz de ejercer un papel dominador en carreras de este tipo.

Ganó con uno de los hombres rápidos del equipo, el navarro Sanz, que ya había sido segundo en una etapa de Andalucía, el que materializó el trabajo de su equipo en la etapa. «Teníamos previsto intentar llegar al sprint, el equipo ha trabajado realmente bien y he podido rematar, cuando otras veces siendo segundo tercero o cuarto se ha hecho igual de bien o incluso mejor. Cada día es una oportunidad y tenemos que intentar seguir ganando».

Jon Odriozola, el mánager del equipo, estaba satisfecho: «Hemos venido a ganar y preparar la Itzulia y lo hemos hecho el primer día después de un gran trabajo del equipo».

Caídas de Bagües y Alonso

La mala noticia del día para el Murias fue la caída del errenteriarra Aritz Bagües, que de la meta tuvo que ir al hospital, con golpes por todo el cuerpo, especialmente en la mano izquierda y la rodilla derecha. En la jornada de este jueves no podrá tomar la salida, ya que ha tenido que volver a casa por una posible fractura en la mano (pendiente de pruebas a las que será sometido en las próximas horas).

En la misma montonera, masiva y hacia el kilómetro 50 de etapa, se cayó el urnietarra Mikel Alonso (Fundación Euskadi), que se vio obligado a abandonar con una posible fisura en el hombro. Este jueves vuelve a casa y le harán una resonancia.