Cuatro años de suspensión para el vizcaíno Ibai Salas

Cuatro años de suspensión para el vizcaíno Ibai Salas

Le encuentran «valores irregulares» en el pasaporte biológico y es el tercer caso de dopaje del equipo Burgos BH

DVSAN SEBASTIÁN.

El ciclista vizcaíno Ibai Salas (Bilbao, 27 años) ha sido sancionado cuatro años como consecuencia de unos valores irregulares en su pasaporte biológico. Algunas fuentes apuntan a «las hormonas de crecimiento» como causantes de la anomalía. El corredor del Burgos BH, que se perdió la Vuelta a España por los resultados en su cartilla y fue apartado de la competición durante tres meses, puede recurrir ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). Este organismo ya anuló en verano el castigo que le impuso la Agencia Española Antidopaje (AEPSAD).

La suspensión de Salas puso contra las cuerdas al Burgos BH ya que otro de sus corredores, David Belda, también fue condenado el año pasado a cuatro años por dar positivo por EPO. El reglamento de la Unión Ciclista Internacional (UCI) determina que puede castigar entre 15 a 45 días sin competir a los equipos con dos infracciones en un plazo de doce meses. A esos casos se sumó en pleno verano el del también vizcaíno Igor Merino, apartado de la escuadra tras detectarse la presencia de hormona del crecimiento en un control antidopaje.

Estos episodios pusieron en peligro la presencia del equipo en la última edición de la Vuelta a España, ya que la formación está adherida al Movimiento por un Ciclismo Creíble, compuesto por escuadras comprometidas en la lucha antidopaje. En sus normas internas figura la autosuspensión si hay dos casos positivos en un año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos