CICLISMO

Del arcoíris a la tormenta de Eekhoff

Un miembro del staff de los Países Bajos consuela y traslada al ciclista Nils Eekhoff después de que se le comunicase su descalificación. / AFP
Un miembro del staff de los Países Bajos consuela y traslada al ciclista Nils Eekhoff después de que se le comunicase su descalificación. / AFP

El neerlandés ganó la prueba sub-23, pero fue descalificado por realizar una maniobra ilegal para entrar en el pelotón tras haberse caído a 129 kilómetros de meta

Beñat Arnaiz
BEÑAT ARNAIZ

Drama en la línea de meta de Harrogate (Reino Unido). El neerlandés Nils Eekhoff ganó en un grupo reducido el agónico sprint para hacerse con el Mundial en línea de la categoría sub-23. Una muestra de poderío para batir, entre otros, a Sergio Higuita -ganador de una etapa en la Vuelta- o de Tobias Foss -campeón del último Tour del Porvenir-. Segundo fue el italiano Samuele Battistella y tercero el suizo Stefan Bisseger. Sin embargo, media hora después, el jurado de la Unión Ciclista Internacional descalificó a Eekhoff.

El holandés de 21 años estuvo involucrado en una caída a 129 kilómetros de meta. Se dolía del hombro derecho y tardó más de un minuto en volver a incorporarse a la carrera, que fue prácticamente lanzada desde el inicio -la velocidad media fue de 44 kilómetros por hora-. Las imágenes de la televisión mostraron cómo Eekhoff hacía 'trascoche' y se impulsaba del bidón que le entregaba su seleccionador desde el vehículo para intentar reengancharse al pelotón lo más rápido posible.

Las imágenes de la retransmisión no mostraban más que lo que se suele hacer habitualmente en todas las carreras de ciclismo, pero la UCI cuenta con todas las imágenes que se graban durante la carrera y acudieron a ellas para tomar la decisión, que de todos modos llegó tarde. Entre la acción sancionada y la descalificación se corrieron 128 kilómetros, tres horas de carrera suficientes para evaluar la irregularidad.

Samuele Battistella, el que finalmente vistió el maillot arcoíris mientras Eekhoff se marchaba de la zona de podio entre lágrimas, pertenece al equipo continental del Dimension Data, y dará el salto al World Tour la próxima temporada con el propio conjunto africano, que se llamará Team NTT.

Sigue la fiesta estadounidense

La júnior Megan Jastrab continúo ayer con el recital estadounidense en los Campeonatos del Mundo de Yorkshire, donde el equipo americano suma ya tres oros, imponiéndose en la prueba en línea femenina para las corredoras más jóvenes. La joven de 17 años añade su título mundial al conseguido el jueves por Quinn Simmons, también en línea y en categoría júnior masculina, y el martes Chloé Dygert en la crono elite femenina.

La estadounidense, todavía júnior de primer año, fraguó su triunfo tras responder a un ataque de la rusa Aigul Gareeva, que salió del grupo cabecero a 2.200 metros de meta buscando el doblete, después de ganar el lunes la contrarreloj. La rusa no cejó en su empeño y Jastrab la superó en un sprint en la que las más rápidas del grupo, la belga Julie de Wilde y la holandesa Lieke Nooijen, incluso superaron a una despistada Gareeva para hacerse con la plata y el bronce.

Fueron los momentos claves de una prueba en la que la lluvia solo apareció al final y las caídas, los percances y las montoneras amargaron la vida a muchas. Entre ellas, a la ibarratarra Naia Amondarain, que se vio cortada a 4,6 kilómetros por una caída a cola del pelotón.

Más