Trialsín

Arcoíris para Ion Areitio e Irene Caminos

Campeones. Alejandro Montalvo, Irene Caminos, Martí Aran, Ion Areitio y Sergi Llongueras, en la celebración del título mundial en Chengdu. /
Campeones. Alejandro Montalvo, Irene Caminos, Martí Aran, Ion Areitio y Sergi Llongueras, en la celebración del título mundial en Chengdu.

Los dos guipuzcoanos empiezan en China el Campeonato del Mundo de trialsín con el triunfo por equipos

IÑIGO ARISTIZABAL

Si se cumple el dicho de que 'lo que bien empieza, bien acaba', Ion Areitio e Irene Caminos volverán muy felices de China. Más incluso de lo que ya están.

En Chengdu se disputa el Campeonato del Mundo de ciclismo urbano, que alberga las disciplinas de trialsín, cross country y BMX freestyle, y en la primera de ellas el hondarribiarra y la tolosarra formaron parte de la selección española que se proclamó campeona del mundo por equipos.

Ni para Caminos ni para Areitio, que empiezan su labor individual hoy y mañana, respectivamente, era prioritaria esta competición, pero a nadie le amarga un dulce y los dos pudieron dormir con el maillot arcoíris.

Y a gusto que lo harían, porque arrastran jet-lag de haber llegado a China solo un día antes del arranque del Mundial, tras un viaje agotador de 26 horas. A pesar de ser la última selección en llegar a la sede del evento, España estrenó el campeonato con esta medalla de oro que, junto a Areitio y Caminos, se colgaron el madrileño Alejandro Montalvo y los catalanes Sergi Llongueras y Martí Aran.

Con semejante alineación, no se puede hablar de sorpresa. Montalvo, con solo 18 años, ha ganado este curso la Copa del Mundo y lidera el ranking internacional. Caminos es tercera por partida doble, igual que Areitio, vigente campeón de Europa, lo es cuarto. En 26 pulgadas, Llongueras fue tercero en la Copa del Mundo y figura en cuarta posición en la lista mundial. El joven Aran, de 18 años, completaba el equipo.

Pero no fue fácil por la competencia que había. España acabó la competición con 580 puntos, solo 20 más que Alemania -cuarto podio seguido- y la medalla de bronce correspondió a Francia -que buscaba su cuarto título-, con 520 puntos.

Felices con el oro

Los dos guipuzcoanos están felices con este nuevo logro. Ion Areitio, que este año suma a los éxitos deportivos la insignia de oro del Ayuntamiento de Hondarribia, se mostraba «contento. No siempre hay opción de vestir el arcoíris. Ya sea individual o por equipos, es positivo. Es una buena noticia para todo el equipo y esperemos que sea el presagio de más buenos resultados los próximos días».

El hondarribiarra no esconde que «sabíamos que teníamos opciones. Por la mañana fuimos a ver el circuito y entre todos nos pusimos a valorar el esfuerzo que podía hacer cada uno y a calcular la estrategia».

Reconoce Areitio que «mi actuación en concreto no ha sido perfecta, pero he conseguido puntos que han venido bien al equipo. Estábamos cansados del viaje, con sensaciones raras porque a las pocas horas de llegar nos tocó competir. Pero todo ha salido perfecto».

En la misma línea se expresa Irene Caminos. Asegura que «aunque estábamos cansados, nos tomamos esta competición muy en serio y este oro es una gran recompensa para el equipo. ¡Da gusto empezar así el Mundial! Ahora toca centrarse en la competición individual».

Chengdu, tierra prometida

La sede de los mundiales de ciclismo urbano de 2017, 2018 y 2019 está resultando agradable para los dos pilotos guipuzcoanos. El año pasado, Ion Areitio logró su segunda medalla de bronce consecutiva e Irene Caminos también fue tercera. Es el tope internacional de ambos, con permiso del título europeo del hondarribiarra. Aspiran a superarlo en esta edición. Ella lo intentará a partir de hoy y él, desde mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos