Ciclismo

Amanda Spratt gana en Amasa y asume el liderato de la Emakumeen Bira

Amanda Spratt celebra su victoria en Amasa/Lobo Altuna
Amanda Spratt celebra su victoria en Amasa / Lobo Altuna

La australiana se ha impuesto en la segunda etapa disputada entre Aduna y Amasa

IGOR BARCIAAmasa

Había avisado en el estreno de la Emakumeen Bira y este jueves ha pasado de ser la líder encubierta a lucir ya el maillot blanco como primera clasificada en la general. Amanda Spratt ha venido con todas las ganas del mundo a la prueba vasca, y en el empinado repecho que ha llevado a las corredoras a Amasa, ha sido la más fuerte por delante de Soraya Paladin y una Mavi García que ha dejado grandes sensaciones de cara al futuro de la carrera. La batalla entre las aspirantes al triunfo final está en marcha y quedan las dos jornadas más duras para resolver si la australiana repite victoria o si hay alguien capaz de destronarla.

Por lo visto hoy, lo cierto es que no será sencillo. Cuando una tiene a su servicio a la número uno del mundo, una Van Vleuten que ha controlado ella sola la última vuelta del endiablado circuito con pasos por Aduna, Villabona, Asteasu y Zizurkil, no se puede fallar. Y Spratt no lo ha hecho. «Ha sido muy generoso por su parte», ha reconocido al término de la etapa la ganadora. Y es que con su maillot de líder UCI Women World Tour, Van Vleuten ha sofocado todos los incendios que han tratado de provocar Movistar y Trek para que no se llegara en grupo.

La Emakumeen Bira se ha convertido en una batalla de escuadras, un juego de ajedrez donde estas dos escuadras se han afanado en romper la hegemonía que ha establecido el Mitchelton, con una Kennedy fantástica que tras tener el otro día su momento de gloria ganando en Durango, ahora sabe que lo suyo es trabajar para sus jefas de filas. Ella ha sido el penúltimo peón que ha movido el Mitchelton para mantener a raya a sus rivales. Cuando Kennedy ha dado por concluida su labor, ha sido la ganadora de la Strade Bianche y la Lieja en persona la que ha abortado los intentos de Sheyla Gutiérrez y Wiles para dejar a Spratt enfilada hacia la meta, en una pendiente que se ha hecho durísima a las corredoras después del tute que se han dado en las cuatro vueltas y media al circuito.

Las diferencias, aunque mínimas, han sido expresivas sobre el estado de forma de cada una. Así, tras la ganadora han llegado en el mismo tiempo Paladin y Mavi García, mientras Amy Pieters, que ha completado muy buena etapa, ha finalizado a tres segundos. A ocho una Longo Borghini que está muy batalladora y pelea todos los pasos puntuables, y a quien la cuesta final quizá se le ha hecho demasiado explosiva. Con ella ha llegado Van Vleuten, satisfecha de la labor realizada y a pesar de todo, por delante de casi todas sus rivales. Más atrás, cediendo algo más de 20 segundos, las dos vascas que pelean por todo en esta Emakumeen Bira. Eider Merino y Ane Santesteban se han dejado ver en cada corte que se ha producido tras el ascenso a Aduna, y han formado parte del último que ha dejado a una decena de grandes candidatas a la general en cabeza, pero tras el reagrupamiento, la llegada a Amasa las ha dejado lejos de las primeras, aunque hay que tener en cuenta que se trataba de un final explosivo y para corredoras de potencia. Las dos jornadas que vienen se adaptan mucho mejor a ambas. Santesteban afronta la tercera etapa a 35 segundos, después de haber arañado otro segundo en un sprint, y confía en que su estado de forma y su buena recuperación de los esfuerzos la permita crecer en la general, mientras Eider Merino tiene en la tercera plaza a una Mavi García que parece tener los galones del Movistar en la Bira. De todos modos, el equipo tiene a la vizcaína y a la riojana Sheyla Gutiérrez muy bien clasificadas en la general, por lo que los movimientos estratégicos pueden ser fundamentales.

Porque está claro que en el mano a mano, Spratt parece intratable, y más si tiene a su servicio, como se ha visto hoy, a toda una Van Vleuten. Trek y Movistar han demostrado ser los más interesados en mover la carrera y piezas tienen para hacerlo. Habrá que ver si lo hacen antes del ascenso a Santa Teodosia, final de la tercera etapa y que volverá a favorecer a la líder. Sino, todavía queda la gran etapa del sábado, con un puñado de grandes puertos camino de Oñati.

Spratt ha cruzado la línea de meta con un tiempo de 2 horas, 59 minutos y 24 segundos, por delante de la italiana Soraya Paladin (Alé Cipollini) y de Mavi García (Movistar), segunda y tercera respectivamente. La belga Jolien D´Hoore (Boels-Dolmans), líder tras conseguir la victoria en la primera etapa, no pudo estar entre las mejores y terminó cediendo el maillot blanco.