Vuelta a Madrid

Alex Aranburu empieza «a alzar la cabeza» al ganar la etapa reina y vestirse de líder

Alex Aranburu. / GOMEZ SPORT
Alex Aranburu. / GOMEZ SPORT

L.C. SAN SEBASTIÁN.

Alex Aranburu (Caja Rural-RGA) estrenó su palmarés de esta temporada al imponerse ayer al sprint en la segunda etapa -considerada la reina- de la Vuelta a Madrid. El ezkiotarra fue el más rápido en un grupo de 16 corredores y se encaramó al liderato gracias al puestómetro, pues la víspera fue sexto. Entre esos ciclistas está tambien el lazkaotarra Gari Bravo (Murias), décimo ayer.

Aranburu venció en San Martín de Valdeiglesias, el pueblo de su director, Josemi Fernández, que casi estaba más contento que su corredor. El guipuzcoano aventajó en más de dos bicicletas al francés Romain Hardy (Arkéa). Una lesión le impidió empezar a competir hasta finales de marzo, y en sus últimas carreras está exhibiendo un buen estado de forma: segundo en la primera etapa del Tour de los Alpes y undécimo en el Giro de los Apeninos.

«Estuve dos meses lesionado», dijo ayer, pero «parece que empiezo a levantar la cabeza». Hoy tratará de hacerse con la vuelta en Madrid, con una etapa de 100 kilómetros, que consiste en 15 vueltas a un circuito en el paseo de la Castellana. «Será una etapa corta y explosiva, e iré a por todas».