Clásica

Julian Alaphilippe suma su segunda Flecha Valona consecutiva

Julian Alaphilippe (d) celebra su victoria ante Fuglsang./AFP
Julian Alaphilippe (d) celebra su victoria ante Fuglsang. / AFP

El francés se impuso a Fuglsang en un final de infarto, en el que Valverde no tuvo opciones

COLPISA / AFPMadrid

El francés Julian Alaphilippe (Deceuninck) conquistó por segunda ocasión en su carrera la Flecha Valona en la cumbre del Muro de Huy, un año después de su primer triunfo allí.

Alaphilippe superó al danés Jakob Fuglsang para conquistar la 83ª edición de la clásica belga. Ganador de la Milán-San Remo el mes pasado, el francés de 26 años logró además su novena victoria de la temporada.

Fuglsang y Alaphilippe ya se mostraron en forma el domingo en la Amstel Gold Race, en el primer acto de la semana por las Ardenas. Pero a fuerza de vigilarse mutuamente se les escapó la victoria, que fue para el holandés Mathieu van der Poel.

«Él estaba tan decepcionado como yo, creo, de no haber ganado la Amstel», dijo Alaphilippe, con ganas de revancha tras la primera clásica de la semana en las Ardenas.

Alaphilippe, que ya había superado a Fuglsang para ganar, a principios en marzo, en la Strade Bianche italiana, le venció otra vez. Pero el danés fue un quebradero de cabeza para el galo al emerger en la parte selectiva del muro, tras la curva Criquielion. «El final no fue fácil. Fuglsang es un gran corredor al que respeto mucho. Fue difícil de batir», reconoció el número uno mundial de la clasificación de la Unión Ciclista Internacional.

Tercero fue el italiano Diego Ulissi, por delante del joven belga Bjorg Lambrecht y del alemán Maximilian Schachmann. El campeón del mundo, el español Alejandro Valverde, cinco veces ganador en Huy, fue undécimo en meta.

La prueba, todavía más dura de lo habitual por el viento, redujo el pelotón a menos de cuarenta corredores al pie de la tercera y última subida al Muro de Huy. El británico Adam Yates y el checo Roman Kreuziger fueron descartados por una caída a 30 kilómetros de meta. También se fue al suelo el español Ion Izagirre, reciente ganador de la Vuelta al País Vasco.

Ayudado por el belga Dries Devenyns y posteriormente por el español Enric Mas, muy eficaz en la penúltima cota (Chérave), Alaphilippe llegó en las condiciones soñadas al muro (1.300 metros al 9,6 %). Igual que el año pasado, cuando destronó a Valverde.

En la edición de este año, el francés y Fuglsang fueron superiores a sus rivales. «Es una prueba que me llega al corazón», explicó Alaphilippe. «Me encanta el periodo de las clásicas ardenesas».

«Hemos tenido una bonita pelea», opinó Fuglsang. «A cien metros le vi volver. Intenté seguir su rueda», explicó el danés. «Estoy contento, no tengo remordimientos, no olvido que la Flecha no es la carrera ideal para mi», añadió, centrando ya su atención en la Lieja-Bastoña-Lieja, la 'Decana', que se celebra el domingo.